Entretenimiento

No Man’s Sky: el videojuego que nos hace dudar si somos una simulación

Es un juego que funciona de forma muy parecida a nuestro universo

La animación y trama de los videojuegos mejora constantemente y lo hace a pasos agigantados. Pacman y Tetris ya no tienen nada que ver con juegos como The Last of Us o The Witcher. Cada vez, los jugadores se envuelven más en las historias y se sorprenden con las animaciones; pero ninguno de los juegos actuales se comparará con No Man’s Sky, el videojuego cuya creación asemeja mucho a nuestro universo.

En No Man’s Sky, hay 18,446,744,073,709,551,616 planetas por visitar y cada uno tiene vida y diseños únicos que van desde lo más pequeño como la hoja de un árbol, hasta lo más grande como paisajes con ecosistemas específicos que sólo tus ojos verán.

A diferencia de otros videojuegos, nada está diseñado por cerebros humanos. Cada galaxia, sistema solar, planeta, animal y planta están elaborados por inteligencia artificial. Los objetos y sucesos en el juego están autocreados por algoritmos que respetan las leyes de la física y que funcionan en tiempo real.

“Nuestro ciclo de día y noche ocurre porque el planeta está girando sobre su eje mientras gira alrededor del sol. Existe la física real para eso”, explica Sean Murray, arquitecto en jefe de No Man’s Sky.
Sean Murray
Sean Murray

Cabe mencionar que los diseñadores alteraron algunas leyes de la física con fines estéticos. Por ejemplo, pusieron algunas lunas más cerca de los planetas para generar paisajes increíbles. También alteraron el orden de la tabla periódica para lograr cielos de colores imposibles gracias a la difracción de la luz por partículas atmosféricas.

La inteligencia artificial del juego es tan detallada que incluso los animales de cada planeta tienen personalidad, preferencias individuales y cada día siguen una rutina distinta que varía con el contexto de su planeta, como la vida real. El director de arte, Grant Duncan, cuenta que mientras jugaba a disparar a aves al azar, una cayó en el mar; mientras flotaba en la superficie del agua, salió un tiburón y se lo comió. El juego va más allá de misiones que cumplir o caminos que encontrar, se trata de un universo con vida propia.

El objetivo —opcional— del juego es encontrar el centro del universo —entre más de 18 quintillones de planetas—. Para hacerlo, tendrás que visitar y descubrir muchos planetas que ninguna otra persona en el mundo ha visto ni verá, lleno de paisajes y experiencias únicas.

Por la gran inmensidad del universo en No Man’s Sky, los creadores aseguran que la mayoría de planetas se quedará sin ser descubierto. Interactuar con otro jugador también es muy poco probable porque, aunque coinciden en el mismo universo, pueden estar a millones de años luz uno de otro.

A diferencia de todos los demás, éste no es un juego que se gane o se termine, no se trata de una historia que tenga que completarse. En No Man’s Sky, exploras la inmensidad del universo y la variedad infinita de vida en ellos. Su particular elaboración y funcionamiento similar al nuestro llevaron a Elon Musk, director de Tesla Motors, a preguntar qué tan probable es que estemos viviendo en una simulación.

“Mi respuesta fue que, incluso si es una simulación, es una buena simulación y no debemos cuestionarla. Yo estoy trabajando en el juego de mis sueños, por ejemplo, estoy más feliz que triste. Quien esté ejecutando la simulación debe ser más inteligente que yo y, si tomamos en cuenta que la simulación es muy bonita, ellos deben ser benevolentes y quieren cosas buenas para mí”, contestó Murray.

En la publicación The Atlantic, entrevistaron a Nick Bostrom, director del Instituto del Futuro de la Humanidad, quien es defensor de la idea sobre la posibilidad de que vivamos en una simulación. Cuando le preguntaron qué implicaciones tendría para nuestra existencia si su teoría fuera cierta, él contestó:

“Una puede ser la idea de la vida después de la muerte. Desde el punto de vista naturalista, al morir, básicamente nos descomponemos. Pero si estamos en una simulación, al parar un programa lo puedes reiniciar. Puedes tomar datos creados por un programa e insertarlos en otro sin violar ninguna ley de la naturaleza”.

Bostrom recordó una conversación en la que preguntó a Murray qué tan benevolente es siendo un creador. Murray respondió que en su simulación no incluyó sangre ni ciudades con problemas urbanos, enfermedades, excremento ni nacimientos, sino paisajes hermosos en la mayoría de los planetas. Hay muerte pero con la certeza de la reencarnación.

Sería interesante preguntarle a Murray si dentro de su universo, los seres vivos podrán evolucionar. De ser así, ¿desarrollarán la inteligencia suficiente para preguntarse por su creador?

Si tienes PS4 o PC, podrás entrar en este universo en junio de 2016. Aquí está un adelanto de No Man’s Sky.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir