Tecnología

El nuevo Gorilla Glass 5 soporta caídas hasta de 1.6 metros

No más cristales rotos tras intentar tomar una selfie

En lo que a cristal se refiere, Corning es una compañía que se caracteriza desde sus orígenes en mantenerse a la vanguardia de la innovación. Desde los primeros focos que la compañía desarrolló para Edison, pasando por los primeros vidrios resistentes a expansión térmica para las luces ferroviarias de Estados Unidos, los cristales de Pyrex que todos tenemos en la cocina (o incluso en el laboratorio), hasta el súper resistente y ahora ubicuo Gorilla Glass que protege la pantalla de la mayoría de nuestros dispositivos móviles.

Corning hace pruebas exhaustivas para garantizar la resistencia de Gorilla Glass
Corning hace pruebas exhaustivas para garantizar la resistencia de Gorilla Glass

Pese a todo, nuestros teléfonos siguen siendo algo frágiles, sobre todo si se nos deslizan de las manos y caen en superficies duras y no del todo planas, como el asfalto. Una de las peores pesadillas cotidianas del siglo XXI es que nuestro teléfono azote contra el piso al sacarlo del bolsillo y que, al recogerlo, la pantalla se encuentre fracturada en incontables pedazos. Con Gorilla Glass 4 las quebraduras se redujeron bastante, sobre todo cuando las caídas ocurren a 1 metro de altura. ¿Pero qué hay de cuándo tomamos selfies?

Según una encuesta hecha por Corning, más de un tercio de las caídas fatales ocurren cuando el teléfono se encuentra a una altura entre la cintura y el hombro. Es decir, a mucha gente se le resbala el teléfono cuando intenta capturar un momento preciado o mientras se fotografía frente a un espejo. La selfie es el principal asesino de pantallas. Pero pronto eso será cosa del pasado.

El nuevo Gorilla Glass 5, recién mostrado al mundo por Corning, promete resistencia de hasta un 80% a caídas a una altura de 1.6 metros. Eso significa que, a menos que seas una persona muy alta o eleves demasiado tu brazo al tomar una selfie, la pantalla de tu teléfono tendrá muchas posibilidades de no quebrarse si se te resbala de las manos. Por si fuera poco, la resistencia del nuevo cristal es mucho más alta que la de su predecesor, sobreviviendo un promedio de 20 impactos en las pruebas de laboratorio.

El nuevo cristal es dos veces más resistente a caídas, así como dos veces más resistente a rasguños. Puede soportar mejor una caída en ángulo, así como en superficies irregulares. Todo eso sin perder claridad, capacidad de resolución ni sensibilidad al tacto, lo que una vez más convierte a Gorilla Glass en el cristal óptimo para dispositivos. Si con Gorilla Glass 4 tuvo una penetración de 75% en el mercado, lo más seguro es que con la versión 5 incremente esos números.

Lo impresionante es que con cada generación de Gorilla Glass aumenta la resistencia, pero el grosor se mantiene igual (a veces hasta se reduce)
Lo impresionante es que con cada generación de Gorilla Glass aumenta la resistencia, pero el grosor se mantiene igual (a veces hasta se reduce)

Y pese a que en un sentido práctico lo primero que se nos ocurre es que quizá nuestras pesadillas con respecto a nuestros teléfonos se verán reducidas, el Gorilla Glass 5 no se limita a pantallas de dispositivos. Sus aplicaciones son mucho mayores y pueden repercutir de manera positiva en nuestro día a día de otras formas, como en parabrisas más resistentes y livianos.

Ventanas y parabrisas más ligeras para un coche se traduce en menos peso en general para el vehículo, lo que a su vez se traduce en menos gasto energético. Para automóviles de combustibles fósiles esto significa un menor gasto de gasolina, que equivale a menor contaminación. Pero donde realmente brilla un peso menor es en los coches eléctricos, pues esto no sólo haría durar más las baterías (es decir, más kilómetros por carga) sino también incrementaría la velocidad máxima que puede alcanzar un coche. Y en cuanto a seguridad también puede dar un plus.

Si tomamos en cuenta la dureza del Gorilla Glass 5, el doble que su predecesor, que a su vez es mucho más resistente que el vidrio de sílice utilizado como estándar en la industria automotriz, un impacto por una piedra disparada por la llanta de otro coche en la carretera dejaría de ser un accidente con posibles consecuencias serias. En pruebas hechas con paneles de vidrio en los que se reemplazó el panel posterior de vidrio de sílice por Gorilla Glass, las piedras no atravesaron el cristal; en cambio, con el vidrio común, la piedra golpeó hasta la segunda capa de cristal, fracturándolo y lanzando pequeños pedazos de vidrio hacia la dirección del conductor o el pasajero: un peligro real.

Si bien todavía no es el vidrio perfecto indestructible que soñamos tener en la pantalla de nuestro teléfono, el nuevo Gorilla Glass 5 es un paso más hacia ese sueño. Aunque, como dijo John Bayne, vicepresidente de Corning y gerente general de la compañía, qué tanta capacidad tenga el vidrio de soportar un golpe también depende del diseño del teléfono. Para caídas con las esquinas, que casi siempre son fatales para el cristal, el diseño tiene todo que ver: si el vidrio se encuentra hasta el borde tendrá una resistencia menor, pues el impacto será directamente sobre el vidrio. Pero si el teléfono tiene un diseño en el que el vidrio se encuentre rodeado por el teléfono, la resistencia será muy alta.

Como sea, por donde lo veamos son buenas noticias, sobre todo si tomamos en cuenta que Gorilla Glass 5 ya se encuentra en etapa de producción y que lo veremos instalado en dispositivos para finales de año.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir