Audi desarrolló un combustible hecho de CO2 y agua

El proceso para crear azul crudo es muy sencillo

Recientemente, un centro de investigación de Audi localizado en Dresden, Alemania, logró crear los primeros lotes de un combustible diésel que no deja huella de carbono. De hecho, podríamos decir que este combustible está fabricado con dióxido de carbono (CO2) y agua, y utilizaron fuentes de energía renovable como solar y eólica para este proyecto.

Para fabricar el combustible, primero tuvieron que descomponer el vapor en hidrógeno y oxígeno mediante electrólisis a alta temperatura y así provocar una reacción entre el hidrógeno y el CO2 para destilar un líquido llamado azul crudo. Por último, con un proceso de refinamiento, dicha sustancia se convierte en e-diesel, el cual sirve perfectamente como combustible.

No estamos seguros de si esta tecnología sumamente amigable con el medio ambiente será realidad y su destino es incierto, pues las compañías hicieron declaraciones encontradas. Por una parte, Sunfire dijo que se encuentran listos para comercializar la nueva tecnología, mientras Audi mencionó que sólo se trata de un proyecto de investigación y que este combustible no llegará al mercado, al menos en varios años.

Esta tecnología llega un poco tarde a salvar el planeta, pues la mayoría de las propuestas del mundo automotriz están basadas en autos eléctricos. La gasolina y otros combustibles aún tienen un papel importante, pero todo parece indicar que en el futuro, las fuentes de energía serán sustentables.

Fuente

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir