Ciencia

Un tercio de los ataques al corazón se sienten como una indigestión

Cuidado con los síntomas

Todos estamos acostumbrados a los síntomas que llegan después de comer más pizza de la que debíamos o por haber pedido tacos muy tarde. Sin embargo, la náusea, mareo y sudoración también pueden ser avisos de un ataque de corazón.

La Fundación Británica del Corazón hizo una encuesta a más de 500 sobrevivientes de ataques al corazón y descubrió que muchas personas confunden los síntomas. Al pensar que sus malestares son comunes, la mitad de los pacientes no pide ayuda hasta después de una hora. Aunque no parece mucho tiempo, cuando se trata de problemas del corazón, cada segundo que pasa reduce las posibilidades de sobrevivir.

También encontraron que 80% de los sobrevivientes no sabían qué les estaba pasando mientras tenían un paro cardiaco. Un tercio de los encuestados confundió los síntomas con una simple indigestión.

Es muy importante que reconozcas los síntomas porque en la primera hora de un ataque al corazón se pierde mucho músculo cardiaco por la arteria coronaria bloqueada. A diferencia de lo que se cree, un infarto no pasa de un segundo a otro mientras te llevas la mano al pecho. Los doctores explican que es un proceso gradual que puede detectarse. Por eso mantente alerta a las siguientes señales:

  • Dolor o presión en el pecho, como si te apretaran o exprimieran
  • Dolor que viaja de tu pecho hacia los brazos, quijada, cuello o espalda
  • Mareos
  • Sudoración
  • Falta de aire
  • Náuseas o vómito
  • Ansiedad abrumadora
  • Tos o jadeos
“Entre más rápido se reconozcan los síntomas y se llame a emergencias, las probabilidades de recuperarse aumentan”, explica Simon Gillespie, director de la Fundación Británica del Corazón.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir