Ciencia

Se demuestra, después de nueve años, que la contaminación del aire causó la muerte de niña de nueve años

Se trata de la primer muerte confirmada por aire contaminado

¿Imaginas que cada uno de tus respiros sea un paso más hacia la muerte? A pesar de lo extraño que puede sonar la pregunta, acorde a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación atmosférica en las ciudades y zonas rurales de todo el mundo provoca alrededor de 7 millones de muertes prematuras. Y las enfermedades que se agudizan no se limitan únicamente a las respiratorias, sino que todos los órganos de nuestro cuerpo se ven afectados.

Por esto, es que el día de hoy una madre londinense hizo historia al lograr que se dictaminara que la contaminación en el aire causó la muerte de Ella Kiss-Debrah, su hija asmática de nueve años. El hogar de la familia se encontraba a 25 metros de South Circular Road en Lewisham, al sureste de Londres, un espacio donde los niveles de contaminación por el tráfico excedían regularmente el límite de lo establecido en el país.

La particularidad del caso de Ella

Ella Kissi-Debrah. Fotografía: PA
Ella Kissi-Debrah. Fotografía: PA

A pesar de que desde hace varios años se tiene conocimiento de los efectos de la contaminación del aire en la salud, el fallo es el primero del tipo en el Reino Unido. Este avance no es un trabajo fortuito, pues entre las personas que lograron hacer justicia y poner en agenda la importancia del tema destaca el trabajo que hizo la madre de Ella: Rosamund Kissi-Debra. La ex maestra pasó alrededor de 7 años luchando para que, después de la muerte de la niña, se realizará una segunda examinación del caso. Tras los años de lucha, el esfuerzo no resultó en vano cuando Philip Barlow, el forense, tomó como evidencia verídica las pruebas proporcionadas por la familia de la pequeña.

De este modo, Barlow declaró que Ella murió en febrero de 2013 por insuficiencia respiratoria aguda, asma grave y exposición a la contaminación del aire. Ya que la menor de edad, tuvo un contacto importante con la contaminación por dióxido de nitrógeno y materia particulada (PM).

El caso de Ella es Sobresaliente, además, por dos motivos. Uno de ellos, se trata de la incapacidad del Estado en ese momento para reducir los niveles legales de contaminación que aseguraran la salud de una persona; y en segundo lugar, tampoco se informó a la madre de los potenciales efectos del aire contaminado en el asma crónica de su hija. “Estábamos desesperados por hacer cualquier cosa para ayudarla. Me habría mudado de inmediato, le habría encontrado otro hospital, me habría mudado”, declaró Rosamund.

Esto te puede interesar: Mexicanos crean dispositivo para ayudar a los cuidados de bebés prematuros

Una de las primeras señales que alentaron a la mujer para reabrir el caso de 2013 fue una llamada, donde alguien que le dijo que en los días alrededor de la muerte de su hija hubo grandes picos de contaminación del aire a nivel local, desde entonces las pruebas del caso crecieron

La decisión oportuna de dejar el entorno tóxico habría salvado a la niña de las casi 30 veces que ingresó al hospital los últimos dos años de su vida y de los múltiples colapsos pulmonares que la condujeron a la muerte. Una prueba de esto, es el caso de una madre en Francia, quien demandó con éxito al estado francés por el el impacto de vivir cerca de una de las carreteras congestionadas en Saint-Ouen, París. Cuando la madre se mudó con su hija a Orleans, su salud mejoró de forma notoria. Sin embargo la familia Kiss-Debrah, no tuvo la misma oportunidad.

La importancia de Ella para el mundo

El caso deja varias enseñanzas en diferentes niveles. A nivel administrativo, llama la atención la poca, por no decir nula, atención que se pone en este tema a nivel mundial. Pues, desde 2012 la OMS reportó la peligrosidad de la contaminación en el aire que al menos el 90% de la población mundial respiramos diariamente. Y enfatiza la posibilidad de empeorar la condición de personas que padecen ciertas enfermedades (no necesariamente relacionadas con el sistema respiratorio), tales como la cardiopatía isquémica y accidentes cerebrovasculares, por mencionar algunas.

Si bien, el hecho de contar con una condición médica previa agrava la salud de las personas, el caso francés antes mencionado muestra que algunas muertes podrían evitarse con la mejora de la calidad del entorno en el que vivimos.

En cuanto a las principales causas de la deterioración del ambiente, se pone sobre la mesa la importancia de conocer los esfuerzos que se realizan, comenzando por saber qué actividades humanas agravan la condición. En este sentido, los mismos informes internacionales también mencionan que entre los motivos más significativos de la contaminación se encuentran: los desechos de las industrias, la mala gestión de desechos y, políticas energéticas y de transporte que no son sostenibles.

En este 2020 el caso de Ella es solamente la punta del iceberg de lo que aparentemente veremos en los tiempos futuros. Y además de lo que los expertos prevén, respecto a la pandemia mundial, hay una importante peligrosidad al combinarla con aire altamente contaminado.

¿Y México?

En México el director de Salud Ambiental del Instituto Nacional de Salud pública Horacio Rojas habló, mediante una conferencia electrónica, de la estrecha relación entre las partículas contaminantes del aire y el aumento en el nivel de riesgo de morir por Covid-19.

Esto te interesa: Tesla pudo haber instalado una planta en Jalisco, México

Las declaraciones de Rojas se basan en un estudio que incluye datos de 20 ciudades mexicanas y aseguró, que los resultados son similares a los publicados en otros países como Estados Unidos, Canadá, China, entre otros.

Pareciera una paradoja, que en una época donde se presume que la humanidad ha alcanzado uno de los niveles más altos de libertad, surja la necesidad de escoger el aire que necesitamos para tener una calidad de vida aceptable y que, al mismo tiempo, poder tomar dicha decisión sea muy complicado.

El problema en concreto y el caso de Ella, van más allá de poder escoger el aire que se respira, o las medidas que los gobiernos pueden tomar; parece más bien, que se trata de la capacidad, casi olvidada, que las sociedades tienen de no aceptar lo inaceptable.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir