Cine y Tv

La Sirenita: razones a favor y en contra del cambio de raza de Ariel

La actriz que interpretará a Ariel en el remake live-action de La Sirenita no ha convencido a todos los fans

Artículo publicado originalmente en Tomatazos.

El anuncio de que el remake live-action de La Sirenita - 92% tendrá como protagonista a la cantante Halle Bailey, de ascendencia afroamericana, ha provocado un debate intenso en Internet, donde hemos visto todo tipo de comentarios, desde los meramente racistas y falaces hasta los más reflexivos.

Este tipo de controversias son bastante comunes y suelen terminar en enfrentamientos en las redes sociales, cada vez que un personaje popular de la ficción es re-adaptado a la pantalla grande o la televisión existe el riesgo de no complacer y hacer enojar a legiones de fanáticos que le dan mucha más importancia a dichos personajes que la mayoría de la gente. En el popular subgénero de superhéroes en el cine hemos visto cómo sucede una y otra vez. Cada vez que se anuncia un nuevo Batman los seguidores del superhéroe de DC externan opiniones positivas o negativas y es mucho más notorio en la actualidad, cuando Internet se ha vuelto tóxico.

El año pasado la elección de la actriz Anna Diop como Starfire en la serie Titans - 84% provocó una avalancha de insultos racistas contra ella, razón por la que bloqueó los comentarios de Instagram. Sin embargo, con el estreno de la serie muchos que se mostraron negativos a ella originalmente cambiaron de opinión y la apreciaron como se debía.

De ninguna manera hay justificación para los insultos racistas hechos a Diop y otros actores, pero aquí abordaremos el tema del racebending, neologismo usado para describir el cambio de la raza o la etnia de un personaje. Ejemplos sobran, y no en todos los casos hubo una resistencia tan grande como la que hemos visto con Ariel, ¿A qué se debe?

Ariel es la protagonista de La Sirenita, película de Disney inspirada en el cuento de Hans Christian Andersen; en la adaptación animada podemos ver a la joven representada como una adolescente blanca y pelirroja (con la mitad inferior de su cuerpo con forma de pez). Sus rasgos y color de piel están muy bien grabados en la memoria de los fans y el público en general, es un personaje que sigue siendo muy popular y la vemos en muñecas Barbie, mochilas, libretas y hasta tuvo una breve participación en Wifi Ralph - 91%.

La actriz Halle Bailey en cambio es de piel morena, cabello negro y rasgos claramente africanos. Su apariencia física no es muy parecida a la Ariel que todos conocen gracias a Disney, pero ¿qué se puede decir a favor y en contra de mantener a la Sirenita como una chica blanca y pelirroja?

A favor del racebending: Aumenta la diversidad en las princesas de Disney

El catálogo de princesas Disney ha sido predominantemente blanco a lo largo de su historia, así que sumar una nueva princesa con características físicas diferentes no es una mala idea, especialmente porque la sociedad estadounidense está compuesta de una gran diversidad de razas y éstas no se ven reflejadas en la pantalla como se debe.

A favor de Ariel blanca: Respeto al material original

La gran mayoría de las personas que conocen a Ariel es gracias a la película de Disney, por lo que es lógico que pidan un remake que se parezca a lo que ya conocen. Pero eso no es todo, pues el escritor que plasmó en papel el cuento de "La Sirenita" es danés, un país donde abundan las personas blancas, y él mismo describió a la protagonista de su historia con estas palabras:

[...] la más bella [de las seis sirenas hermanas] era la menor, tenía la piel clara y delicada como un pétalo de rosa, y los ojos azules como el lago más profundo.

A favor del racebending: Rompe con criterios de belleza tradicionales

La piel blanca y el cabello claro son sinónimos de belleza occidental clásica, algo que ha afectado la autoestima de millones de niñas de piel oscura por generaciones, así que poner a una actriz con esas características en el lugar de Ariel, una popular princesa de Disney, ayudaría a romper con el estereotipo de la mujer bonita que ha imperado en la cultura occidental por siglos.

A favor de Ariel blanca: No habrá condescendencia

Se dice que hay condescendencia cuando se actúa con un sentido de superioridad disfrazado de amabilidad y apoyo no sincero. En el caso de los personajes que sufren racebending no todos están de acuerdo, ni siquiera algunos de los miembros de la minoría que es “incluida”, como ejemplo tenemos a la escritora estadounidense de origen nigeriano Nnedi Okorafor, quien explicó en su Twitter el punto en febrero: no se necesita que personajes blancos se conviertan en negros.

"¿Un Batman negro? Ugh, ¿podemos SOLO CREAR NUEVOS PERSONAJES QUE SON NEGROS? ¿ES TAN DIFÍCIL? El blackwashing solo significa que la base SIEMPRE será blanca. NO es la respuesta. Ni siquiera es UNA respuesta".

La inclusión también puede ser vista como mera condescendencia, “te incluyo en mis historias para que veas que soy bueno”, es lo que Disney trata de decirnos, pero lo que necesita realmente hacer la compañía es abordar más historias de las culturas africanas y derivadas como La Princesa y El Sapo - 85% o Pantera Negra - 90%.

A favor del racebending: Las sirenas no existen y es una nueva propuesta

Debido a que las sirenas son seres fantásticos y su color de piel no responde a razones científicas ni está escrito en un libro sagrado o en las estrellas, los artistas involucrados en la realización de una película pueden tener la libertad de hacer lo que quieran con el material original, en este caso las sirenas.

A favor de Ariel blanca: Será un éxito asegurado

Disney debería aprender de su historia reciente, los remakes live-action de clásicos animados que han sido fieles al material original estéticamente han sido éxitos arrolladores en la taquilla y han tenido un excelente recibimiento de los fans: La Cenicienta - 83%, El Libro de la Selva - 95%, La Bella y la Bestia - 71%, Aladdin - 70% e incluso Maléfica - 50%, remake que adapta muy libremente La Bella Durmiente - 92%, triunfó porque los personajes principales son similares a los originales visualmente. Dumbo - 47%, en cambio, modificó numerosos aspectos de la cinta original y fue un fracaso en taquilla. Ya que la fórmula había funcionado tan bien tal vez debieron continuar en esa línea.

Conclusión

Al final de cuentas solo se trata de una película y no es el fin del mundo si la actriz protagonista no se parece a la original, pero las quejas contra los cambios físicos en los personajes de ficción no siempre derivan del racismo como muchas personas que se creen moralmente superiores han afirmado, aunque tampoco se puede negar que hay mucho racismo detrás.

¿Qué te parece esta controversia? ¡Déjanos tus comentarios!

Quizá te interese: Netflix ya no permitirá escenas donde la gente salga fumando

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir