Entretenimiento

Barbie Game Developer, la muñeca que ofendió a los gamers

¡Leave Barbie alone!

En sus más de 5 décadas de existencia y evolución, la muñeca Barbie siempre ha sido objeto de numerosas críticas positivas y negativas. Mucho se ha escrito y hablado sobre los estándares irreales de belleza y la poca diversidad en la línea de muñecas estrella de Mattel. A pesar de los esfuerzos de la marca por resarcir la imagen de Barbie, parece que nunca va a quitarse el estigma de ser una muñeca rubia y tonta.

Recientemente salió a la venta un nuevo modelo que llamó la atención de muchos: Barbie Game Developer. Sí, Barbie ahora agrega el desarrollo de videojuegos a su extenso currículum —cuenta con más de 150 oficios y profesiones entre las que destacan astronauta, candidata presidencial, general de la marina y veterinaria— y, por asombroso que parezca, esto resultó ofensivo para algunos.

Muchos gamers —hombres y mujeres— se sintieron profundamente aludidos y escandalizados por esta nueva faceta de la muñeca. Algunas de las quejas que se dejaron ver en redes sociales fueron dirigidas hacia la “plastificación” del noble arte de crear videojuegos, otros incluso acusaron —imagino que sin ver primero a la muñeca— que las “gamers” de verdad no son así y hubo quien comentó “ya cualquiera puede ser desarrollador de videojuegos… Hasta Barbie”, como si esta carrera fuera exclusiva de una elite.

Al mirar con detenimiento este nuevo modelo y sin ser experto en muñecas, me atrevo a asegurar que estamos ante un intento sincero y bien logrado por parte de Mattel en terreno de representación y diversidad. El eslogan de Barbie es “Sé lo que quieras ser”, y estos últimos años se han esforzado por producir muñecas de acuerdo a él.

La linea 2016 de Barbie incluye muñecas de diferentes complexiones, alturas y tonos de piel
La linea 2016 de Barbie incluye muñecas de diferentes complexiones, alturas y tonos de piel

Pero no obstante la imagen positiva e inclusiva que Mattel intenta para la muñeca, el rechazo y la burla siguen presentes. Barbie fue por mucho tiempo un estereotipo inalcanzable para miles de niñas y niños que crecieron fijándose metas y cánones de belleza muy específicos y de difícil alcance, pero conforme el mercado de las muñecas se volvió más competido y diverso, las cosas en la mansión Malibú de ensueño han cambiado para bien.


Hace solo 5 años existió también una Barbie ingeniera de computación, que lo hizo todo mal. Desde la laptop rosita para enfatizar lo femenino hasta el libro que la acompañaba donde se le mostraba como una incompetente que tenía que recurrir a la ayuda de dos hombres para librarse de un virus de computadora… La historia es distinta con Barbie Game Developer, no solo cuenta con un atuendo que no la sexualiza en absoluto, ni su PC ni su headset son rosas, y de hecho las pantallas de sus dispositivos muestran software que los desarrolladores reales utilizan. ¿Cúal es la queja entonces?

¿Qué chingados quieren de mí?
¿Qué chingados quieren de mí?

Tener el cabello rubio, vestir de rosa y ser extremadamente femenina ha sido motivo de crítica inclemente desde hace mucho tiempo. Más aún, parece que si eres mujer y te gusta ser femenina te está vetada la entrada al exclusivo mundo geek, no se te permite ser fan de Star Wars ni dedicarte a escribir cómics y al mismo tiempo tener pasión por la moda.
Es hora de despertar, cualquiera puede ser gamer, cualquiera puede ser geek, cualquiera puede —si estudia y se prepara— ser un gran desarrollador de videojuegos, médico, director de cine o simplemente dedicarse a su hogar, hombres y mujeres por igual. El problema no es Barbie, si no aquellos que insisten en preservar estereotipos caducos. Si Barbie puede ser astronauta tú puedes ser menos prejuicioso, inténtalo.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir