Entretenimiento

Reseña de la nueva serie de Las Chicas Superpoderosas

No es lo mismo los 3 mosqueteros que 20 años después...

Cartoon Network estrenó recientemente una nueva serie de Las Chicas Superpoderosas. Bombón, Burbuja y Bellota dominaron las caricaturas de 1998 al 2005. La serie fue ganadora de muchos premios y se convirtió en un referente cultural en todo el mundo. Una pelicula, serie de anime, música y millones de productos, son tan solo una parte del legado material que dejó Craig McCracken creador de “Las chicas”.

Tun tun tururururú
Tun tun tururururú

Cuando Cartoon Network anunció que la serie regresaría después de más de 10 años me alegré mucho, después de todo crecí con esa caricatura —entre muchas muchas otras— y tenía expectativas muy altas de esta nueva serie. ¿Es un reboot? ¿Una continuación? ¿Más de lo mismo?

Nuevo estilo de dibujo, nuevos temas, nuevos personajes, y elementos fácilmente reconocibles por cualquiera que viva en esta década. Las chicas tienen celulares, existe una app para llamar monstruos, acuden a una escuela no a un kinder, y combaten al heteropatriarcado hecho villano —es enserio, Manboy es un niño-hombre leñador que controla pedazos de carne con el poder de su hombría y está en contra de todo lo delicado y femenino...— .

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia
Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia

El aspecto visual me pareció bueno, siempre he creído que El Laboratorio de Dexter y Las Chicas Superpoderosas —ambas series creadas por McCracken— inauguraron un estilo muy geométrico que se volvió tendencia en las producciones de la época, la nueva serie rescata muy poco de ese estilo y adopta los acabados suaves, redondeados y sencillos que tanto le gusta a los ilustradores y diseñadores actuales.

Mi principal choque vino con el doblaje, creo que ahí radica mucho del disgusto que experimentaron mis contemporáneos. La mayoría de las voces son nuevas y bastante diferentes de lo que conocíamos. Pero esto es parte de una estrategia de Cartoon Network —que también implementaron en su versión original en inglés— que nadie consideró: las nuevas Chicas Superpoderosas no son para nosotros.

He visto los primeros 3 episodios, y debo confesar que al principio me confundí un poco, en efecto todo está ahí: azúcar, las flores y muchos colores, pero algo es diferente. ¿Le hace falta la sustancia X? No, lo diferente soy yo.

Quise ver la nueva serie de Las Chicas Superpoderosas con los mismos ojos de un niño de 10 años y no lo logré, porque ya no soy ese niño. No me atrevo a decir que no me gustó como muchos han hecho en redes sociales, porque con la ola de nostalgia que nos atacó, se nos olvidó que Cartoon Network diseño esta nueva serie para una nueva generación.

Cuando saqué esto de mi sistema, me di cuenta de que esta nueva versión quiere cautivar niños nuevos, y aunque recibe con los brazos abiertos a mi generación —hombres y mujeres de 20 a 30 años que ven My Little Pony, Steven Universe, Gravity Falls y demás caricaturas— no somos su público meta.

¿Qué? ¡Brujeria!
¿Qué? ¡Brujeria!

Las Chicas Superpoderosas es un buen programa, contrario a lo que algunos creían no contiene propaganda feminista ni va dirigido solo a niñas pequeñas, de hecho es bastante entretenido y su humor es muy millennial —pero hoy en día todo lo es—. Mantiene el tono positivo y relajado con el que fue concebido originalmente sin ser exactamente lo mismo, es un producto nuevo pero familiar.

Aún es pronto para decir que la serie es un éxito o no, y tendré que ver el resto de los episodios para saber si soy fan, pero por lo pronto me agrada mucho el cambio que hicieron, no podemos pretender que todo lo que nos gusta se mantenga estático, las chicas crecieron y se adaptaron a un mundo diferente del de hace una década ¿por qué no lo intentas tú?


@Alkoriz

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir