Gadgets

Amazon Echo Flex: La bocina más pequeña e inteligente con Alexa (Reseña)

La bocina más accesible para entrar al mundo de los asistentes virtuales: ¡Alexa, buenos días!

En términos prácticos, para mí existen tres asistentes virtuales con un buen grado de éxito en el mercado y que puedes utilizar en una interesante gama de dispositivos: Alexa, Google y Siri. De esos tres, el que más me gusta y el que ha invadido mi casa es Alexa, de Amazon.

El Echo Flex parece, a simple vista, un enchufe ordinario. Pero se trata de la bocina más pequeña para controlar a Alexa en nuestras casas.

Pequeña y funcional

La Amazon Echo Flex, con una luz adicional
La Amazon Echo Flex, con una luz adicional

La Echo Flex es una diminuta bocina que se enchufa a cualquier toma de corriente. Al conectarla, se configura como cualquier otra Echo de Amazon. Así de simple. Pero, ¿por qué querría una bocina de estas dimensiones, cuando Amazon ofrece otras con mejor calidad y volumen de audio?

La Echo Flex no está pensada para amenizar la sala con la playlist de Reggaetón que probablemente escuches (o cualquier otra, para el caso). La Echo Flex está pensada para complementar tu casa inteligente gracias a su diminuto tamaño y su diseño que en realidad pasa desapercibido como si se tratara de un enchufe ordinario.

Adquiere la Amazon Echo Flex - disponible en Amazon

Mi experiencia de uso

Ese puerto sirve para ponerle accesorios que se venden por separado, como la luz ambiental LED
Ese puerto sirve para ponerle accesorios que se venden por separado, como la luz ambiental LED

En mi caso, tengo una Echo Dot conectada a una bocina Sonos, en mi estancia, una Show 5 en una recámara y una Echo Plus en otra habitación. Así que la Echo Flex me cayó como anillo al dedo para expandir a la asistente virtual a la cocina.

En mi cocina no necesito una bocina poderosa, porque el audio que llega del combo Echo Dot + Sonos es más que suficiente para la música. Pero si no quiero poner música, pero tengo ganas de escuchar alguna estación de radio noticiosa mientras cocino, prefiero usar la Echo Flex.

También me acomodó muchísimo para poderle dar órdenes a la obediente Alexa y mandar comunicados al resto de las bocinas como: “La comida está lista, vengan a poner la mesa”. Todo un éxito en este sentido.

La Echo Flex con su luz LED adicional multicolores
La Echo Flex con su luz LED adicional multicolores

Una cosa adicional, es que la Echo Flex permite agregar funciones gracias a un conector que, en mi caso, sirvió para colocarle una luz multicolores. Esta luz, que si bien no sustituye ningún foco porque es un LED de baja potencia, se encendía de manera automática en las noches al detectar movimiento. Además, yo lo programé para que se encendiera todas noches en un horario predefinido, haciendo que la cocina tuviera un poco de luz para que, en caso de ir a la cocina en medio de la oscuridad por un vaso de agua, evitar los clásicos golpes accidentales que tanto duelen. Y tengo que decir que funcionó a las mil maravillas.

¿Vale la pena la Echo Flex?

Sí y mucho, siempre y cuando no sea tu primer bocina Echo, sino una extensión de un sistema más grande para esos lugares donde no necesitas una bocina hi-fi para escuchar música. Lugares como la cocina, algún pasillo si es que adquieres la luz adicional, la cochera, por mencionar algunos ejemplos.

Si solo te interesa empezar a conocer estos asistentes virtuales y quieres comenzar por hacer tu casa inteligente, entonces sí podrías comenzar con esta pequeña bocina, sobre todo considerando su bajo costo.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir