Cultura Web

Estafadores crean criptomoneda de El Juego del Calamar y se roban $3 MDD

No todo lo que brilla es oro

Aunque en Qore te hemos hablado por mucho tiempo de las criptodivisas y sus numerosas ventajas, también hay que señalar que es un mercado al que hay que entrarle con cuidado, pues puede haber grandes estafas. Esto acaba de pasar unas horas, cuando los creadores de una criptomoneda basada en El Juego del Calamar se robaron millones de dólares, dejando sin fondos a miles de inversionistas.

De acuerdo con un reporte de Gizmodo, hace unos días se empezó a popular una criptomoneda llamada $SQUID, que supuestamente estaba basada en El Juego del Calamar, el popular show de Netflix. En teoría, adquirir unidades de esta divisa permitiría a los compradores participar en un juego parecido al del programa en el que el ganador se llevaría un premio millonario. La conversación creció tanto y la expectativa fue tan alta por varias horas que el SQUID alcanzó un valor de $2861 por unidad de acuerdo con CoinMarketKap, pero lamentablemente todo se esfumó.

Resulta que cuando la divisa estaba en su punto más alto, los creadores decidieron intercambiar sus unidades por $3.3 MDD en dinero real, rompiendo el mercado y reduciendo el valor de la moneda a prácticamente $0 USD, pues la oferta de unidades disponibles se volvió muchísimo más alta que la demanda. Naturalmente, esto tuvo como consecuencia que los millones de dólares que la gente invirtió se depreciaran, de cientos de miles de dólares a solo centavos.

Aquí puedes ver una reacción en vivo de la caída:

El gran problema, por supuesto, es que las criptomonedas son prácticamente imposibles de rastrear, por lo que los creadores del $SQUID efectivamente se aprovecharon de la expectativa y la popularidad de El Juego del Calamar para estafar a miles de inversionistas despistados. A este movimiento se le llama tirón del alfombra, porque es difícil de predecir y seguramente también porque colapsa todo lo que estaba sobre ella.

En su momento, Gizmodo señaló varias señales de alerta que indicaban que $SQUID podía ser una estafa, aunque lamentablemente mucha gente no hizo caso de las advertencias. Por ejemplo, el sitio web y el blog Medium de la divisa tenían errores ortográficos, la cuenta de Twitter no permitía responder a los mensajes, y ni siquiera se podía vender las unidades por un breve periodo de tiempo para "asegurar el saludable crecimiento de la moneda". A estas alturas, todos los canales sociales de la moneda desaparecieron y lo único que quedó es un montón de gente sin dinero y con un muy mal sabor de boca.

¿Qué te parece esta noticia? ¡Déjanos tus comentarios!

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir