Tips

¿Cuál es la diferencia entre SSD y HDD?

Te contamos las ventajas y desventajas de cada una de estas tecnologías

Hace algunos años nos enteramos de que existía una nueva tecnología de almacenamiento para dispositivos electrónicos: los discos duros de estado sólido. Pero, ¿cuál es la diferencia con un disco duro “mecánico” y por qué cuestan tan caros? ¿Vale la pena invertir ese dinero extra? Estas son algunas de las preguntas que nos ayudarán, de manera breve, a establecer las diferencias entre ambos sistemas de almacenamiento, a un nivel básico y entendible, sin entrar en muchos detalles técnicos. El objetivo, al final, es que el lector tenga mayor conocimiento en el tema y así pueda tomar una decisión más informada acerca de cómo invertir su dinero.

Actualmente, el consumo masivo de discos duros de estado sólido (Solid State Drive – SSD), nos ha llevado a abaratar los costos y hoy no es impensable que casi cualquier usuario pueda adquirir esta tecnología. Sin embargo, por el mismo precio, digamos $1800 MXN (aprox. $100 USD), podemos adquirir un SSD con 240 GB o un disco duro mecánico (HDD) con 3 TB. Entonces, ¿vale la pena invertir el mismo dinero por casi 13 veces menos espacio?

Funcionamiento

Los discos duros mecánicos (HDD) son básicamente discos giratorios, es por eso que se les llama mecánicos y este movimiento puede llegar a producir retrasos en la lectura de datos. Los SSD, en cambio, están construidos con chips de memoria hechos con silicio, por lo que no tienen partes movibles, no cuentan con retrasos producidos por la rotación y el tiempo de búsqueda es muy cercano al cero, es decir, casi inmediato. Es por eso que los tiempos de respuesta que se obtienen con un sistema que opera con un SSD son exponencialmente más bajos que los obtenidos con un HDD. De esta manera, los SSD resultan esenciales para las aplicaciones que requieren de un alto desempeño medido por la latencia de acceso y por la entrada y salida de operaciones por segundo (IOPS) de una capacidad limitada.

Ventajas

Como ya lo hemos establecido, las ventajas de los HDD son su increíble capacidad de almacenamiento, en comparación con los SSD y sobre todo su precio. Es decir, como ya se detalló previamente, por el mismo precio puedes obtener 13 veces más espacio.

Por su parte, las ventajas que ofrece un SSD son sobre todo su velocidad de transferencia de datos, lo que hace más rápido el arranque de las aplicaciones, sobre todo las que consumen bastantes datos, como los programas de edición, el arranque del sistema operativo, el software de diseño, los navegadores web, etc.
Otra ventaja es, como su nombre lo dice, su estado sólido; es decir, al no tener partes movibles, los SSD resultan perfectos para los sistemas portátiles, como las laptops, las cuales están en constante movimiento y con un SSD no hay ningún inconveniente con ello. Otra ventaja es su tamaño, pues miden una pulgada menos que los HDD, 2.5" (aprox. 6.35 cm) y si hablamos de los SSD con puerto PCI o M.2 todavía más pequeños. Esto permite una reducción del espacio, sobre todo para los diseños minimalistas como los de Apple o para los sistemas portátiles.

Desventajas

Ahora bien, una las mayores desventajas de un HDD es su fiabilidad. De esta manera, al consistir de un sistema mecánico —un disco giratorio—, la lectura puede llegar a fallar o a presentar algunos retrasos, sin importar la velocidad de lectura o de transferencia que marca el fabricante. Esto disminuye drásticamente la velocidad de arranque del sistema operativo, en comparación con un SSD y también disminuye el tiempo de respuesta de las aplicaciones más demandantes, como Photoshop, Google Chrome o cualquier software de Adobe.

Además, en cuanto a los sistemas portátiles, como las laptops, resulta algo peligroso, pues el constante movimiento puede llegar a dañar el disco: ¿a quién no le ha pasado que el disco duro de su laptop fallece repentinamente?

Otra desventaja que presentan los HDD son su tamaño, son más gruesos y más grandes, pues miden —generalmente— 3.5 pulgadas (aprox. 8.9 cm) en diagonal. La última desventaja es su velocidad de transferencia.

Las desventajas de un SSD son sobre todo su elevado precio y su limitado almacenamiento. Actualmente, podríamos hablar de que el SSD promedio cuenta con 256 GB de almacenamiento, 512 GB para los usuarios de MacBook. ¿Es eso suficiente? Depende las necesidades del usuario, pero estoy casi seguro de que no.

Conclusión

Desde mi punto de vista, la diferencia principal es la forma en que operan, pues la función que cumplen es prácticamente la misma: almacenar datos. Además, la mezcla entre sus ventajas y desventajas nos ha llevado a concluir que la mejor opción, actualmente, es un sistema híbrido: un SSD para el sistema operativo y las principales aplicaciones del usuario y un HDD para el almacenamiento de archivos. Es por esto que hoy es tan común observar que convivan ambas tecnologías en nuestras computadoras, un SSD incluido en nuestra laptop de capacidad limitada y un HDD externos para almacenar nuestros archivos.

Por último, parece que el futuro apunta hacia los SSD, tal vez algún día dejemos totalmente los HDDs por los SSDs. Sin embargo, la carrera del almacenamiento también lleva una curva ascendente, por lo que habrá que esperar al día en que el costo del SSD corresponda a las necesidades del usuario promedio. Es por eso que todavía queda vida para los HDD y su amplia capacidad de almacenamiento, en fin, ya veremos qué dicta el futuro y qué demandan los usuarios.


Si te quedaste con ganas de una explicación más profunda en cuestiones de funcionamiento, puedes consultar los siguientes enlaces:

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir