Cultura Web

¿Qué es el Acuerdo de París y por qué es peligroso que Estados Unidos se haya retirado?

Una decisión que afecta a todo el planeta

Sin duda, un tema que ha estado en boca de todos a escala internacional es el Acuerdo de París y la polémica salida de Estados Unidos debido a una decisión personal de Donald Trump. La retirada de ese país tuvo una recepción extremadamente negativa por parte de la mayoría de los gobiernos del mundo e incluso dentro del suelo estadounidense. Pero, ¿qué es este acuerdo? ¿por qué es tan importante? ¿qué impacto real tendrá la decisión de Trump en el resto del mundo? A continuación responderemos todas tus dudas.

¿Qué es el Acuerdo de París?

'El Acuerdo de París es un convenio dentro del marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático que establece medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero a través de la mitigación, adaptación y resiliencia de los ecosistemas a efectos del calentamiento global'. Para evitar un cambio climático peligroso, el Acuerdo establece un plan de acción mundial que pone el límite del calentamiento global muy por debajo de 2 ºC a través de diferentes estrategias y acciones.

En diciembre de 2015 firmaron este acuerdo 195 países, un hecho histórico por ser la primera muestra conjunta que dieron casi todas las naciones respecto al cuidado y respeto que hay que tener a la naturaleza si los humanos pretenden seguir viviendo en este planeta.

El Acuerdo de París invita a los países a presentar estrategias como la reducción del uso de los combustibles fósiles o el alza en las fuentes de energía ecológicas y está fundamentado en estudios científicos que aseguran que el cambio climático extremo es consecuencia de la forma de vida industrializada. Lamentablemente, Donald Trump desestimó estos estudios en varias ocasiones.

'El concepto del calentamiento global fue creado por los chinos para lograr que la manufactura estadounidense no sea competitiva'.

¿Qué sucedió?

Además de sus políticas proteccionistas y de antimigración, una de las grandes promesas de Donald Trump durante su campaña presidencial fue que cancelaría la participación de Estados Unidos en el Acuerdo de París por ser 'negativo para los trabajadores y los intereses de la nación' americana.'

Ahora, durante su más reciente evento público, el presidente Trump cumplió su promesa para horror de gran parte de los países y de todas las personas preocupadas por la protección del medio ambiente.

Debido a que la salida de este Acuerdo sería una decisión muy polémica, Trump aseguró que la decisión había sido tomada para proteger los intereses de su nación. El presidente alegó que el trato es muy negativo para Estados Unidos debido a que busca disminuir las industrias fósiles, por lo que los trabajos serían afectados. Además, destacó que el acuerdo empodera a otras naciones que contaminan 'igual o más que Estados Unidos'.

Curiosamente, China e India, 2 de las grandes potencias mundiales a las que el ejecutivo podría haber hecho referencia, confirmaron que seguirán dentro del acuerdo, y que buscarán cumplir los lineamientos estipulados.

Otra de las razones por las que Trump rechazó el acuerdo es que pide que los países más avanzados ayuden económicamente a los que están en vías de desarrollo para lograr más rápidamente el objetivo. La transición es mucho más difícil para estos países precisamente por la falta de la intraestructura necesaria, la cual puede ser desarrollada con un impulso económico. 'El Acuerdo es una redistribución masiva de la riqueza estadounidense entre otros países', sentenció Trump en su discurso.

Reacciones

El mandatario aseguró que considerará renegociar el acuerdo, siempre y cuando se hagan modificaciones que lo hagan 'más justo' para Estados Unidos. No obstante, la reacción negativa por parte de la mayoría de los países dentro del Acuerdo demostró que el mundo es más grande y más importante que las decisiones de un estadounidense.

Notablemente, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, declaró aceptar la decisión de Trump, aunque la considera un craso error por parte de Estados Unidos para con el mundo. Aún así, aseguró que el pacto no es negociable y que será aplicado tal cual está estipulado por el resto de las naciones. El presidente francés cerró su discurso con un contundente: 'Todos compartimos la misma responsabilidad: hacer que el mundo sea grande de nuevo', una clara alusión al slogan de Donald Trump.

Muchos de los mandatarios de países dentro del Acuerdo también se han pronunciado decepcionados respecto a la decisión de Donald Trump, entre los que se encuentran la canciller alemana Angela Merkel y la primera ministra inglesa Theresa May.

Para entender la amplitud de la recepción negativa que tuvo la decisión de Trump basta ver que hasta Estados Unidos está dividido. Mientras que una sección de la población aplaude la protección de los trabajos, Arnold Schwarzenegger, actor y exgobernador del estado de California, mandó un mensaje al presidente donde lo invita a reconsiderar su salida del pacto, pues asegura que cuidar el medio ambiente es positivo en todos los sentidos y que, incluso, genera muchos empleos.

La decisión ha calado en las más altas esferas de la sociedad americana. El magnate Elon Musk —CEO de Tesla y SpaceX—, famoso por inventos e ideas que impulsan al mundo en el campo de la tecnología, anunció a través de Twitter que deja formalmente el concejo presidencial del que formaba parte.

Poco tiempo después hizo lo propio Robert Iger, CEO de The Walt Disney Company.

¿Y ahora qué?

A pesar del repentino anuncio y de toda la revuelta que este causó, la realidad es que puede pasar mucho de tiempo antes de que Estados Unidos pueda salir formalmente del Acuerdo de París, según Climate Central.

El tratado estipula que el país debe esperar al menos 3 años después de haber firmado para poder empezar los trámites para su retiro. Y debido a que Estados Unidos lo hizo en 2015, se calcula que podría salir exitosamente hasta noviembre de 2020.

Por supuesto, Trump también podría utilizar la 'fuerza bruta'. Si Estados Unidos decide retirarse de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) de 1992, sería expulsado también del Acuerdo de París, aunque el periodo de espera seguiría siendo de, al menos, un año.

En cualquier caso, Donald Trump estará siendo presionado desde todos los frentes para cambiar de parecer. Por un lado, la decisión de dejar este acuerdo puso a Estados Unidos en conflicto con la mayoría de las naciones, algo que definitivamente es negativo en todos los aspectos —desde el diplomático hasta el económico—. Por otro lado y definitivamente más importante es que esta decisión pone en riesgo la salud del ambiente. Estados Unidos es uno de los países más contaminantes y que más contribuyen al efecto invernadero, uno de los mayores responsables del cambio climático. ¿Realmente vale la pena destruir el planeta para cuidar una industria moribunda o para cumplir una promesa de campaña? El resto del mundo dice que no.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir