Ciencia

Las tumbas prehistóricas pudieron ser los primeros telescopios

Previo a las civilizaciones antiguas ya había un entendimiento muy avanzado de las estrellas

Un grupo de arqueólogos y astrónomos liderados por Fabio Silva de la universidad Trinity Saint David, en Gales, tienen la teoría de que algunas tumbas prehistóricas en Portugal podrían haber sido los primeros telescopios sin lentes, usados para observar las estrellas hace más de 6000 años.

“La clave es que una tumba de corredor con su largo pasillo actúa como un telescopio sin lentes -es un tubo largo desde el cual se puede observar el cielo,” comenta Silva para una entrevista con The Guardian. “Sus características impactarán en cómo ves el cielo de 3 o 4 maneras distintas.”

Esto incluye dirigir tu atención a una porción en particular del cielo, eliminando distracciones con otras estrellas o planetas. Además de que el ambiente oscuro de la tumba ayuda a que los ojos se ajusten mejor a la oscuridad, haciendo que discernir detalles y estrellas lejanas sea más sencillo.

“Todo lo que estás haciendo es asegurarte de que todo esté oscuro, a excepción de una pequeña área del cielo,” explica Daniel Brown, parte del equipo de investigación y profesor de la universidad Nottingham Trent.

Los arqueólogos piensan que muchas de las tumbas de corredor encontradas en Portugal tienen entradas que fueron puestas de esa manera a propósito.

“La orientación de las tumbas puede estar alineada con Aldebarán, la estrella más brillante de la constelación de Tauro,” explica Silva en un comunicado de prensa. “Para calcular la aparición de esta estrella por primera vez en la estación del año, es vital poder detectar estrellas en el ocaso.”

Se cree que estas tumbas ayudaron a los humanos prehistóricos a llevar un calendario y marcar la temporada del año en la que debían moverse a tierras más altas en el verano. También pudieron servir para llevar a cabo rituales que otorgaban conocimientos especiales a aquellos que tenían permiso de entrar a las tumbas.

Los arqueólogos buscan expandir su hipótesis replicando las condiciones en las que las tumbas de corredor permiten observar el cielo y las estrellas.

“Vamos a simular el ascenso de la estrella Aldebarán en condiciones iguales a las del ocaso y permitir que la gente nos diga cuando pueden ver la estrella,” explica Silva. “Después compararemos los resultados con los del grupo de control que se encuentran fuera de la réplica de la tumba.”

Esta investigación podría ayudar a develar otros propósitos olvidados de estas antiguas tumbas. Un gran número de tumbas de corredor en diferentes partes de Europa comparten una coincidencia inexplicable además de la visualización de Aldebaran.

“Existen más de 1000 tumbas de corredor a lo largo de la costa del Atlántico al noreste de Europa. El cómo eran usadas ha sido una pregunta latente por siglos en la boca de muchos arqueólogos,” comenta Timothy Darvil de la universidad de Bournemouth en el Reino Unido.

“Algunas, incluidas las muy conocidas en Newgrange en Irlanda y Bryn-celli-Ddu en Anglesey, parecen haber sido orientadas hacia el amanecer en el verano o al atardecer en el solsticio de invierno,” añade Darvil. “Pero solo el 10% de las tumbas de corredor parecen tener estas orientaciones. Sería maravilloso si esta investigación pudiera identificar los patrones que aplican a el otro 90% de las tumbas.”

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir