Tecnología

Si no tienes una Smartband estás fuera

El wearable deportivo se ha convertido en un elemento tan fundamental como los tenis

Seguramente has notado que cada día aparecen más y más personas que lucen algún tipo de banda para medir actividad física. Esto no sólo es una tendencia que se puede comprobar en el transporte público o en el centro comercial, de hecho, según estudios realizados por IDC, en el último cuarto de año se han incrementado las ventas de estos dispositivos en 67%.

El por qué tiene que ver con la gran variedad de modelos y precios que ahora hay en las tiendas. Los dispositivos más vendidos tienden a ser los más económicos, pero también los que son más atractivos visualmente y que se pueden considerar como parte esencial del outfit deportivo.

Tabla de ventas y crecimiento de wearables en el primer cuarto de 2016
Tabla de ventas y crecimiento de wearables en el primer cuarto de 2016

La madurez de estos productos ha logrado que el público interesado en comprarlos compare los precios con los de gadgets especializados, como los Garmin y compatibles con geolocalización, como Tom Tom. Al final el producto que lleves a casa dependerá de tu poder adquisitivo, pero todos cumplen con con la necesidad básica: medir tu actividad física.

Claro algunos están dirigidos a medir las calorías quemadas, otros tus kilómetros recorridos y así sucesivamente hasta llegar a modelos que lo hacen todo (incluidos algunos smartwatches). Todo depende de la actividad que desarrolles principalmente. También hay personas que no llevan a cabo ninguna actividad, pero tienen una smartband en su muñeca porque dan la hora de una forma “divertida” o por cualquier otro pretexto. Hay de todo.

El crecimiento, además de la variedad de opciones, también está en el valor que perciben los compradores. Es esencial para todo deportista o entusiasta de la actividad física, conocer su desempeño y su evolución. En este tema, la mayoría de estas bandas cuentan con gráficas y resúmenes que son muy detallados y que se convierten en una moneda de cambio frente a otra persona que practique deporte.

Opciones hay para cada actividad y presupuesto
Opciones hay para cada actividad y presupuesto

No importa si corres velozmente o gustas caminar largas distancias, al final lo importante es conocer cuántos kilómetros has hecho en una semana o cuantas calorías quemaste. En todos los casos son datos que se guardan en una smartband y probablemente en tu teléfono, para ayudarte a monitorear y medir con precisión tu actividad.

No contar con uno de estos dispositivos te deja fuera de la conversación con otras personas que sí lo tengan y aunque sepas qué haces una mayor esfuerzo o dedicas más horas, se trata de un tema de "si no puedes comprobarlo, nunca pasó".

También se agrega la intención de compartir tu avance en redes sociales. Para muestra bastaría con ver tu timeline los primeros días de la semana y reconocer a los usuarios que presumen su actividad.

Además del deporte, la parte social ha sido fundamental en el crecimiento de estos productos
Además del deporte, la parte social ha sido fundamental en el crecimiento de estos productos

¿Es una moda? Tal vez sí, eso lo definirá el mercado y las funciones de otros dispositivos, como el mencionado teléfono inteligente. Lo cierto es que las marcas han sabido adaptar sus productos a un público que requería de un simple guiño para convencerlos de las ventajas de un dispositivo en su muñeca. Basta con mirar las marcas involucradas y que tienen un producto de estos para reconocer que es un mercado que aún es fértil.

Pequeños recordatorios para levantarte, resumir tu actividad a manera de logros y hacerlos públicos son características que realmente te animan a no dejar pasar la oportunidad de correr un kilómetro más o esforzarte el doble en el gimnasio, lo que culmina por cumplir su objetivo: motivarte para ser más activo.

¿Tú le ves una ventaja a estos dispositivos?

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir