Cultura Web

Cómo te afecta la nueva reforma a la Ley de Derechos de autor en México

#NiCensuraNiCandados

Hace unas horas, aquí en Qore te informamos acerca de una reforma a la Ley de Derechos de Autor en México, la cual forma parte del nuevo acuerdo Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá. Y aunque este acuerdo toca muchos puntos, esta reforma puede poner en peligro la libertad de expresión en Internet y también restringe a los ciudadanos en la manera en que se involucran con la tecnología.

¿En qué consiste esta reforma a la Ley de Derechos de autor en México?

Los pasados 29 y 30 de junio, en sesiones extraordinarias, las Cámaras de Diputados y Senadores en México aprobaron por decisión unánime una modificación a Ley de Derechos de autor en México en una iniciativa impulsada por MORENA, con el fin de ajustarse al nuevo acuerdo Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá.

En teoría, las modificaciones propuestas en esta iniciativa "incorporan compromisos fundamentales en materia de observancia de los derechos de autor como parte de los esfuerzos del Estado mexicano para consolidar su integración comercial mediante el establecimiento de condiciones que provean certidumbre legal y garantías de protección al derecho de autor y los derechos conexos". El problema es que, como han apuntado diferentes organismos como la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) y Artículo 19, esta nueva ley atenta directamente contra los derechos humanos y los derechosdigitales de los mexicanos, al abrir la puerta a la censura de contenidos digitales en nuestro país y también a castigar legal o penalmente a quien se atreva a modificar hardware o software, aunque los haya comprado legítimamente. Puedes leer la iniciativa en este enlace.

¿Cómo me afecta la nueva Ley de Derechos de autor en México?

La reforma afecta al mexicano promedio en 2 grandes ámbitos: la posible censura de contenidos digitales y penaliza la modificación de hardware y software.

Censura de contenidos digitales

Como explica R3D, las reformas "establecen un mecanismo privado de censura en Internet, conocido como 'notificación y retirada', que obliga a los proveedores de servicios en línea a remover cualquier publicación o contenido de sus usuarios cuando una persona alegue que se violan sus derechos de autor". ¿El problema? Esta retirada debe ejecutarse sin necesidad de que se aporte prueba alguna de dicha infracción y sin que una autoridad judicial lo ordene tras un juicio que respete garantías de proceso.

De esta manera, un particular puede alegar que cualquier tipo de contenido que se encuentre en línea (ya sea político, de sátira, de entretenimiento o de otra índole) infringe sus derechos de autor y exigir su retirada inmediata; petición que los proveedores tendrán que ejercer inmediatamente sin ningún tipo de investigación u orden judicial, si quieren evitar meterse en problemas.

Al final, la persona cuyo contenido fue eliminado puede presentar un contraviso para restaurarlo, pero si el "afectado" interpone una demanda, el contenido seguirá censurado hasta que se resuelva el juicio. Así, la carga de prueba recae en la persona cuyo contenido fue eliminado sin investigación previa. Y si el juicio llega a ser declarado a favor del demandante, la persona que utilizó dicho contenido podría acabar con una multa de $85,000 a $1.7 millones MDP.

En un caso práctico, si realizas un documental en contra del gobierno pero decidiste usar una canción con copyright, tu obra puede quedar eliminada definitivamente de Internet y tú acabar en bancarrota.

Luis Fernando García, director de R3D, explicó esta problemática en un hilo de Twitter:

Modificación de hardware y software

El otro gran ámbito que afecta la nueva ley tiene que ver con la elusión de los candados digitales (DRM) que están incluidos en hardware y software tecnológico vendido en el mundo, acto que se condena y se penaliza sin contemplar muchas excepciones. En teoría, el DRM protege el derecho de autor de los fabricantes de ese hardware o software, pero la manera en que se aprobó la nueva ley indica que será "ilegal y penalizable eludir un candado digital para inspeccionar, reparar, dar mantenimiento o modificar un aparato, vehículo o dispositivo tecnológico o eludir un candado digital".

Un candado digital está colocado para evitar que tú realices un montón de actividades de las que quizá ni estabas enterado, tal como copiar un DVD o Blu-Ray, ver el código fuente de un programa, reparar tu computadora o celular tú mismo o con alguien que no es el fabricante oficial, o incluso instalar un sistema operativo diferente en tus equipos.

Con el pretexto de proteger sus derechos de autor, fabricantes han intentado acabar a toda costa con la elusión de los candados digitales. Como ejemplo, John Deere ha perseguido a granjeros que prefieren reparar sus propios tractores y Apple ha intentado que Macs reparadas por terceros dejen de funcionar completamente. Si eres gamer, seguro has escuchado de estudios que dejan de ofrecer soporte a sus videojuegos o incluso apagan los servidores en los que se encuentra, por lo que es la misma comunidad la que los rescata y los pone disponible para todos nuevamente.

Al final del día, la problemática en ese aspecto tiene que ver con que empresas y fabricantes poderosos han buscado, históricamente, evitar que usuarios que adquirieron legítimamente sus productos, puedan modificarlos. Está de más decir que esto atenta contra los derechos humanos. Y, según las modificaciones a la Ley de Derechos de Autor en México, realizar alguna de estas actividades podría obligarte a pagar hasta $1.7 MDP o incluso 6 años de cárcel.

De nuevo, puedes leer un hilo de Luis Fernando García explicando este problema aquí:

¿Y ahora qué puedo hacer?

Tanto R3D como Artículo 19 y otras organizaciones no gubernamentales han alzado la voz para exigir a las Cámaras de Diputados y Senadores que den marcha atrás a esta modificación a la Ley que claramente atenta contra los derechos humanos, de libertad de expresión y de la información de los mexicanos.

Asimismo, se está usando el hashtag #NiCensuraNiCandados en redes sociales para generar ruido y conversación, con el objetivo de crear visibilidad en este tema a nivel nacional y así lograr que se modifique este cambio. También hay una petición en Change.org que tiene el mismo objetivo.

Como ciudadanos, lo único que podemos hacer es exigir al gobierno que si va a tomar medidas que no nos van a beneficiar, al menos que cuide que no nos perjudiquen directamente.

¡No te calles!

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir