Audio

JBL Pulse 4: La bocina inalámbrica con actitud (Reseña)

Se escucha bien y se ve bien. Y también se puede sumergir bien, pero por poco tiempo, ¡eh!

Bocinas inalámbricas hay muchas, ya sea por Bluetooth o Wi-Fi, pero que tengan personalidad y suenen bien, hay pocas y es aquí donde entra la nueva apuesta de JBL con la Pulse 4.

¡A todo color!

La JBL Pulse 4 es una propuesta muy ¿divertida? Creo que esa sería la palabra para describirla. Se trata una bocina vertical con conectividad Bluetooth de hasta 10 metros de distancia, certificación contra agua IPX7 y una batería de hasta 12 horas de duración.

Esta es la JBL Pulse 4 a todo color.
Esta es la JBL Pulse 4 a todo color.

Sin embargo lo más llamativo, es su diseño tipo cilindro y semitransparente que, en un principio nos podría hacer dudar de la calidad del sonido, por fortuna cualquier duda se disipa al momento de emparejarla y escuchar sus primeros beats.

Sonido que se ve

El gran diferenciador que JBL nos promete con la Pulse 4 es su colorido funcionamiento. A las primera notas musicales, empezaremos a ver cómo se ilumina en patrones multicolor al ritmo de la música. Esa iluminación, lejos de verse mal, se convierte en un “foco de atención” muy divertido.

Los controles son fáciles de distinguir y operar.
Los controles son fáciles de distinguir y operar.

La bocina incluye controles que permiten modificar los patrones de luz, desde unos algo más tranquilos, hasta otros más movidos y rítmicos. Y por si eso fuera poco, es posible bajar una app para celulares llamada JBL Connect que nos permitirá personalizar aún más los patrones de luz, incluso para convertir nuestra bocina en una lámpara que ambiente nuestra estancia o patio, aún con la música apagada.

Creo que en este caso, aplica a la perfección el dicho de verlo para creerlo…

JBL Pulse 4
JBL Pulse 4

Calidad justificada

En muchas ocasiones con bocinas inalámbricas, sucede que detrás de diseños llamativos, nos encontramos con funcionalidades limitadas o una calidad de sonido que no justifica su precio. La JBL Pulse 4 no entra en esa categoría, gracias a que cuenta un driver de 6.5mm con un radiador pasivo en la parte inferior para potenciar las frecuencias graves.

Este radiador pasivo se mueve con ganas para darle profundidad a la música
Este radiador pasivo se mueve con ganas para darle profundidad a la música

El resultado es un sonido limpio y claro, y con el volumen suficiente para usarse en su medio ideal: jardines, terrazas, a un costado de la alberca -al fin aguanta hasta chapuzones-, o salones medianos.

Además, su diseño vertical y cilíndrico, permiten que emita la música en 360 grados, es decir, que no importa donde la pongas o en qué parte esté colocada la gente, siempre se disfrutará de la misma calidad sonora que, en cuanto empiece a anochecer, servirá no solamente para amenizar con audio sino con sus luces también.

El puerto de carga de la JBL Pulse 4
El puerto de carga de la JBL Pulse 4

Además, tiene una función que permite emparejarla con otra Pulse 4 para crear un sonido totalmente estéreo. Eso no lo pude probar, pero puedo imaginar lo conveniente que sería en jardines o salones más grandes.

Conclusión: La bocina perfecta para la fiesta

Después de un par de semanas de uso, puedo recomendar sin miramientos la JBL Pulse 4. No es perfecta, la duración de hasta 12 horas es suficiente, pero nos hubiera gustado que alcanzará algunas horas más de autonomía. Utiliza Bluetooth 4.2, cuando la versión 5 nos hubiera dado de un poco más de distancia entre el teléfono y la bocina. Tampoco sirve como manos libres, ya que no tiene micrófono y por lo tanto no es compatible con ningún asistente virtual.

JBL Pulse 4
JBL Pulse 4

Pero para lo que fue hecha, para la fiesta, es una de las opciones más recomendables, tanto por su diseño iluminado, como por su sonido fuerte y claro. ¿Quieres una? La puedes comprar en Liverpool y otras tiendas departamentales. Créeme, te va a gustar más de lo que te imaginas.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir