Startups

6 razones por las que deberías iniciar tu startup

Éste es el mejor momento para emprender

Nadie dijo que desarrollar una startup sería fácil. Sí, es un proceso complicado que requiere mucho cuidado y mucho trabajo. Pero aún así, miles de personas en todo el mundo deciden convertirse en emprendedores. ¿Y por qué tanta gente decide aventarse al ruedo en lugar de continuar con un trabajo tradicional? A continuamos te listamos algunas razones que te harán ver que sí, vale la pena crear tu startup.

Te la pasarás muy bien

Sí, tener un trabajo tradicional está bien, pues tienes un horario definido y la seguridad de que recibirás un cheque a fin de mes. Sin embargo, no hay una conexión real o personal con lo que estés haciendo pues solo eres un empleado más. En el caso de una startup, tú eres tu propio jefe: tú decides qué hacer y cuándo hacerlo, pero la magia está en que estarás desarrollando un proyecto que salió de tu mente, por lo que el incentivo para hacerlo que triunfe es aún mayor.

Levantarte por la mañana y saber que estás haciendo crecer y evolucionar una idea tuya es un sentimiento que muchos emprendedores exitosos han equiparado con el sentimiento de ver cómo crece un hijo. No sentirás que trabajas para alguien más, sino para ti mismo y tu proyecto.

Conocerás gente increíble

A pesar de que el proyecto que estés desarrollando es tuyo, es natural que empieces a conocer personas con intereses comunes. ¿Y qué mejor manera de conocer gente que relacionarte con personas que les gusta lo mismo que a ti? El ser humano es un animal social y la mejor manera de forjar buenas y duraderas relaciones es con otros individuos que se alinean con tu manera de ver la vida o de hacer las cosas. Ya sea que busques comunidades online o en tu localidad, una de las cosas más mágicas de crear tu propia empresa es encontrar a esas personas que te entienden y te aceptan por lo que eres y por lo que haces. Y si esas personas se unen a tu proyecto, puedes estar seguro de que el ambiente laboral será genial, pues todos comparten la misma visión.

Independientemente de si tu startup se convierte en el próximo Facebook o no, si haces una conexión con gente parecida a ti, es posible que esas relaciones se quede contigo por muchos años.

Nunca había habido tantas herramientas a tu disposición

Hace algunos años, crear una startup era muy complicado. Ahora, ya no tanto. En línea encontrarás cientos de herramientas y plataformas que te ayudarán para cada caso: ¿necesitas financiamiento? Puedes usar Kickstarter. ¿Buscas gente que se una a tu proyecto? Podrías empezar revisando LinkedIn. ¿Necesitas saber más sobre el tema? Empezar con YouTube no es una mala opción. ¿Quieres publicitar tu empresa? Ahí están Facebook e Instagram. De una manera u otra, el que toda la información y herramientas de la humanidad estén a solo un par de clics de distancia facilitará enormemente la tarea. Y naturalmente, todo esto también permite que el gasto de inversión inicial sea más bajo que nunca.

El que tu proyecto se vuelva conocido es más fácil

De nuevo, esta es una gran ventaja que ofrece el Internet. Hoy día, la mayor parte de las personas pasan gran parte de su día en línea y mucho tiempo leyendo nuevas e interesantes noticias. Si tu proyecto es interesante, basta con que te acerques con los grandes medios de comunicación para que puedan escribir artículos sobre ti. Y esos medios tienen miles o millones de seguidores en línea, por lo que puedes hacer que tu startup llegue a muchísima gente sin que tengas que gastar cientos de dólares. Si logras que tu startup se vuelva viral, tienes gran parte del trabajo mercadológico hecho.

La ubicación no importa, al menos al principio

En el mundo hay más de 7 mil millones de personas. Por pura probabilidad, hay cientos de ellas que podrían estar interesadas en participar en tu proyecto. ¿Qué importa si encuentras a un desarrollador en Europa y tú estás en México? Gracias a servicios de videoconferencias o mensajería instantánea, no te debes preocupar por eso. ¡Ni siquiera necesitas oficinas! Hoy día, puedes crear increíbles equipos de trabajo, cada quien desde su casa.

Por supuesto, si tu startup crece, sí será necesario moverte a una ubicación central, pero eso no es algo por lo que debas preocuparte al principio. Si ya llegaste al punto en el que necesitas una oficina, es porque algo ya hiciste bien.

Si algo falla, cambia e inténtalo de nuevo

Gracias a Internet, crear una startup es más barato que nunca, justo como mencionamos anteriormente. Antes, poner una empresa y que fracasara era el acabóse para el inversionista, pero ya no es el caso. Si sientes que algo no está funcionando, simplemente detente, ve qué estás haciendo mal y cambia las cosas. Debido a que la inversión inicial no tiene que ser tan alta, ahora puedes modificar y relanzar el proyecto sin que eso signifique la muerte financiera para ti. Con esto en mente, ¡intenta, intenta, intenta!

En resumen, gracias a la tecnología, nunca fue un mejor momento para iniciar una startup. Verás crecer tu proyecto poco a poco, te relacionarás con personas parecidas a ti y el riesgo no es tanto como antaño. Si tu corazón te dice que des un salto de fe, ahora es cuando.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir