Sony y la batalla por su futuro

Las graves heridas de la compañía en el mundo de los móviles la obligan a cambiar

Alguna vez Sony fue el rey de los electrónicos de consumo. Muchos hemos comprado alguno de sus productos, sea un televisor Trinitron, un Walkman, un Discman, una PC Vaio, un smartphone Sony Ericsson, un PlayStation o hasta un CD (sí, Sony y Phillips los inventaron como los conocemos). Todo eso pertenece al pasado y ahora Sony lucha por mantenerse a flote en un mercado tecnológico cada vez más competitivo y despiadado.

Durante los últimos 4 años Sony ha perdido dinero, con excepción de un trimestre y en el presente año fiscal tiene proyectadas pérdidas por $2500 MDD. En un documento publicado en su página oficial, la compañía cita su accidentada participación en el ámbito de los celulares como causa principal de su más reciente declive. El problema es tan grande, que la empresa se vio obligada a suspender el reparto de dividendos por primera vez desde que se hizo pública en 1958 y tendrá que despedir, aproximadamente, a 15% de su fuerza laboral en el área de comunicaciones móviles.

En 4 años, las acciones de Sony han bajado alrededor de 50.9%
En 4 años, las acciones de Sony han bajado alrededor de 50.9%

La estrategia para revertir esta difícil situación implica reducir su participación en el mercado del sector móvil de gama media y enfocar su esfuerzo en la línea Premium de sus teléfonos celulares.

Kazuo Hirai, presidente de Sony, habló de los principales problemas de la división móvil: “Los fabricantes chinos de smartphones han dado grandes pasos y están expandiéndose fuera de su propio mercado, lo que ha causado un cambio en los precios. Mientras tanto, Apple y otros fabricantes están lanzando productos fuertes e innovadores. Estos cambios son muy rápidos y dramáticos. Tenemos que estar en el mismo panorama competitivo en la próxima etapa y estar listos para esa evolución”, aseguró.

Si quieres saber más del tema te invitamos a leer nuestro artículo: China y el futuro dominio de la industria de la tecnología móvil

A la ardua competencia se suma que Sony únicamente ha cerrado un trato con T-Mobile en Estados Unidos en los últimos 2 años, lo que limita seriamente la distribución de sus equipos. La mayoría de las ventas de sus smartphones se lleva a cabo en sus establecimientos oficiales o en la tienda línea, una estrategia que no ha rendido frutos y que complica a los consumidores la obtención de los teléfonos.

Dado el tamaño de Sony, podría pensarse que el mercado de la telefonía móvil no es de vital importancia para ellos y que podrían navegar sin este remo, pero desafortunadamente, ése es uno de los 3 pilares que, junto con PlayStation y la división de imagen digital, forman la estructura de negocios One Sony, establecida por Hirai en 2012.

Aún y si Sony pudiera retirarse graciosamente del mercado de los smartphones se vería afectado a largo plazo, pues los teléfonos son una pieza de tecnología esencial para el consumidor porque representan la piedra angular del futuro de los wearables, así como de la mensajería y la comunicación en general, del hogar conectado y tal vez, de la imagen digital y del gaming. El hecho de que el público necesite estos equipos obliga a cualquier compañía que desee mantenerse competitiva en el ámbito de los electrónicos a tener una división móvil saludable.

Kazuo Hirai está consciente de la importancia de ello y parece que luchará por mantenerla a flote: “Creemos que el negocio de los móviles es uno de nuestros negocios esenciales junto con la red de gaming y la división de imagen (…) Continuaremos negociando en este mercado.”

Por si lo anterior fuera poco, en el transcurso de este año Sony tomó la decisión de vender su división de cómputo personal y se vio obligado a cambiar el esquema de negocios de su división de televisores, pues ninguna de las 2 áreas cumplió con sus expectativas comerciales.

Por fortuna, para Sony no todo es oscuridad y desolación, pues su división de gaming presenta ventas sin precedentes, incluso Suhei Yoshida, presidente de Sony Worldwide Studios, ignora la razón de tanto éxito: “Simplemente está más allá de nuestra imaginación. Estamos felices, pero estoy un poco nervioso porque no entendemos completamente lo que está pasando”, comentó el ejecutivo. Recientemente, la empresa anunció que vendió 10 millones de PlayStation 4 desde su lanzamiento en noviembre de 2013, muy por encima de las unidades de Xbox One, su rival más cercano. Por su parte, Sony Pictures, la división de entretenimiento también está resultando rentable, así como el área de imagen digital. Así que no todo está perdido, Sony únicamente tiene que rectificar su estrategia en el mundo de los teléfonos y enfocarse en la creación de 1 o 2 dispositivos Premium y eliminar la gama media que no se está vendiendo con la fuerza que la compañía proyectaba.

Esperemos que pronto se resuelvan los problemas de esta icónica compañía que produce productos innovadores de la más alta calidad y los vende a un muy buen precio. El mundo de la tecnología simplemente no sería lo mismo sin Sony luchando en cada frente.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir