Satoshi Nakamoto: ¿el hombre detrás de Bitcoin?

Investigación podría revelar la misteriosa identidad del creador de la criptodivisa

Mucho se ha especulado respecto a la identidad del creador de Bitcoin, a quien se conoce como Satoshi Nakamoto. Se ha dicho que el nombre del misterioso personaje es simbólico o hasta un pseudónimo utilizado por un grupo de programadores que escribieron el código de la criptodivisa.

Hoy, la revista Newsweek publicó un artículo muy detallado, al grado de rayar en lo intrusivo y poco ético, que describe la investigación de 2 meses, dirigida por Leah McGrath Goodman, en su búsqueda por develar la identidad del hombre detrás de Bitcoin.

Después de revisar una serie de documentos que incluyeron cartas de naturalización de ciudadanos norteamericanos y otros pertenecientes a los archivos nacionales, los investigadores llegaron a una casa en California. En ella vive Satoshi Nakamoto, un hombre de 64 años de edad, que colecciona trenes en miniatura y que en su pasado cumplió tareas clasificadas para grandes corporaciones y para la milicia estadounidense.

McGrath Goodman explica que mantuvo comunicación vía correo electrónico con Nakamoto después de conseguir su dirección en la compañía donde éste hombre compra trenes a escala. En los mails, discutieron este hobby hasta que la investigadora comenzó a preguntar sobre Bitcoin. Nakamoto dejó de contestar los correos de inmediato, por lo que Goodman trató de conseguir respuestas de su familia directa.

Satoshi Nakamoto
Satoshi Nakamoto

Arthur Nakamoto, hermano menor de Satoshi, lo describió como un hombre brillante, muy enfocado, inteligente y ecléctico en su forma de pensar, pero agregó: “lo que no sabes de él es que trabajó en asuntos clasificados. Su vida estuvo en blanco durante cierto tiempo. No serás capaz de llegar a él. Negará todo. Nunca admitirá haber creado Bitcoin.”

La familia cercana de Nakamoto afirma que es inteligente, con cambios de humor y obsesivamente privado. Alguien que anonimiza sus correos y cuyas principales preocupaciones son el dinero y la discreción; ambas son características fundamentales de Bitcoin.

De acuerdo con la investigación, Nakamoto no ha usado su nombre real en los pasados 40 años, pues a la edad de 23, después de graduarse de la Universidad Politécnica del estado de California, cambió su nombre a Dorian Prentice Satoshi Nakamoto, esto según documentos presentados a la corte de distrito de Los Ángeles en 1973. Desde entonces, firma como Dorian S. Nakamoto.

El supuesto creador de la criptodivisa es hijo de un monje budista y nació en julio de 1949 en la ciudad de Beppu, en Japón, donde creció en la pobreza según la tradición de su religión. En 1959, su madre, Akiko, migró a California con sus 3 hijos. Ahora, con 93 años de edad se mudó a vivir con él.

Después de graduarse, Nakamoto trabajó para Hughes Aircraft en el departamento de defensa y comunicación electrónica. Su hermano mayor, quien también laboró para esta compañía, comenta: “Es la única persona que conozco que se presentó a una entrevista de trabajo y le dijo al entrevistador que era un idiota ―y después lo comprobó―.”

La única imagen que se conocía de Nakamoto
La única imagen que se conocía de Nakamoto

Actualmente, Nakamoto está casado con una mujer de 56 años y tiene 6 hijos. Su mujer dice que hablan poco de trabajo y sospecha que el interés de su esposo en crear una divisa digital, capaz de utilizarse fácilmente en el mundo, nació de su frustración al tener que pagar cuotas bancarias y tipos de cambio exagerados al mandar pagos internacionales a Inglaterra para comprar sus trenes.

En la década de los 90, Nakamoto fue despedido 2 veces, lo que resultó en la pérdida de su casa debido al vencimiento de la hipoteca. De acuerdo con su hija mayor, esta experiencia pudo haber formado la actitud de su padre ante los bancos y el gobierno: “Era muy receloso del gobierno, los impuestos y la gente a cargo.”, pero agrega que es una persona que trabajaba exhaustivamente y que mantenía su oficina cerrada con llave, alguien que siempre hablaba de política, que amaba la tecnología nueva y antigua y que estaba muy orgulloso de las computadoras que armaba.

La familia cercana de Nakamoto lo describe como un hombre inteligente, con cambios de humor y obsesivamente privado

La publicación destaca que unas de las coincidencias más peculiares entre Nakamoto y lo que se sabe del creador de Bitcoin, es la manera de escribir, pues ambos colocan un doble espacio después de un punto y su inglés es una combinación del americano y el británico. También menciona un periodo que inició en 2001 y llega al presente, en que no se sabe nada de Nakamoto, lo que concuerda con la línea temporal de creación y existencia de Bitcoin.

Por su parte, Goodman describe a Nakamoto como una persona simple, desaliñada y que viste ropa casual y vive en una modesta casa en California. A partir de esta información, me pregunto por qué alguien con una fortuna cercana a los $400 MDD en Bitcoin viviría en esas condiciones. La respuesta parece obvia tras deducir el perfil psicológico, pues alguien que protege su privacidad ante todo, nunca pensaría en cambiar la criptodivisa a dólares, porque los ojos de la comunidad de Bitcoin y del mundo están puestos en él. Sería difícil vivir en paz a causa de la oleada de reporteros y entusiastas que estarían al pendiente de sus movimientos. Por supuesto, el reportaje de Goodman podría causar lo que Nakamoto tanto repudia, pero sin el beneficio económico.

El artículo empieza con el final de la historia, cuando Goodman llega a casa de Nakamoto y él llama a la policía a causa de la intrusión de la reportera. Tras la insistencia de la investigadora y con la autoridad a un lado, Nakamoto se limitó a decir: “Ya no estoy involucrado en eso y no puedo discutirlo. Se ha entregado a otras personas. Ellas están a cargo ahora. Yo ya no tengo conexión.” La policía se encargó de dejar claro a Goodman que la conversación había terminado.

Sólo se conocerá la verdadera identidad de Nakamoto cuando sea posible rastrear una transacción de su cartera virtual

El reporte de Newsweek desató todo tipo de reacciones en Internet, pero prevalece la indignación, tanto de la comunidad de Bitcoin como del público en general, debido a que repudian la publicación de datos específicos de un hombre que cuida tanto su privacidad, pues se agrega una dirección muy aproximada de la ubicación de la vivienda e incluye una fotografía de Nakamoto, así como una imagen de su casa y de su autómovil, del que se ven las placas. Con la información proporcionada por Goodman, una búsqueda rápida puede revelar la ubicación exacta del domicilio de Nakamoto, que concuerda con las imágenes de Google Maps. Esto pone en la mira a un hombre sencillo y sin protección que podría tener la llave de una fortuna de $400 MDD en alguna parte de su casa o de su mente.

Como parte del artículo se incluyeron extractos de una entrevista con Gavin Andersen, científico en jefe de la Fundación Bitcoin, quien después de leer la totalidad del reporte comentó que se arrepentía de haber permitido ser entrevistado y expresó en Twitter que estaba muy decepcionado de que Newsweek ofreciera detalles reveladores de la familia Nakamoto.

Nakamoto acosado por reporteros
Nakamoto acosado por reporteros

El valor periodístico del artículo se encuentra en los detalles de la personalidad de Satoshi, no en su ubicación física, pues revela que el posible creador de Bitcoin es un hombre de la corriente libertaria que desconfía del gobierno, una persona que dedicó varios años de su vida a idear un método de transferencia monetaria que eliminara la intervención de instituciones financieras y gubernamentales.

Lo cierto es que el descubrimiento de la identidad del creador de la criptodivisa no ha dañado a ésta, pues desde la publicación del artículo, el precio de Bitcoin ha fluctuado muy poco.

Por otro lado, mucha gente considera que la información proporcionada es insuficiente para comprobar que el hombre en cuestión es el creador de Bitcoin y dicen que la única manera de conocer la identidad del personaje sería si llevara a cabo una transacción. Muchas personas clasifican el reporte como evidencia circunstancial, y así es, pues aunque la investigación sea muy detallada, todos los datos parezcan coincidir y este hombre afirmara ser el creador de Bitcoin, será difícil saber, a ciencia cierta, quién inventó la criptodivisa mientras no sea posible rastrear un movimiento en su cartera virtual o se encuentre evidencia verdaderamente irrefutable.

Tras la publicación del artículo de Goodman, una oleada de reporteros invadió la casa de Nakamoto, quien en un intento por ahuyentarlos, salió a negar categóricamente ser el creador de Bitcoin.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir