Negocios

Arrestan a los relacionados con el autobús chino del futuro por presunto fraude

32 empleados de la compañía encargada del proyecto fueron arrestados por la policía de Beijing

El mes pasado se anunció el término del “autobús chino del futuro”. Este proyecto contemplaba un enorme vehículo que podía circular por las calles de la ciudad mientras los autos pasaban por debajo de él. Ahora, la policía de Beijing ha comenzado una investigación y arrestó a 32 personas por recaudación ilegal de fondos.

La especulación respecto a este proyecto sugiere que, en lugar de la nueva ambiciosa solución al tránsito en China, nunca fue más que una elaborada estafa de inversión. La BBC reportó el martes que entre los arrestados se encontraba Bai Zhimming, CEO de la compañía encargada del proyecto: la Transtit Elevated Busc Company (TEB). Zhimming también es el fundador de una compañía financiera llamada Huaying Kailai Asset Management (administradora de activos). Los 31 arrestos restantes eran todos empleados de Zhimming que trabajaban en esa compañía.

De acuerdo con los reportes de Bloomberg, a los inversionistas se les ofreció 12% de retorno de inversión, si decidían poner su dinero en este proyecto. Sin embargo, los medios chinos dijeron que todo se trataba de un engaño para atraerlos a comprar productos financieros.

Las dudas respecto a este autobús, un vehículo eléctrico de 22 metros de largo, con 5 metros de altura y 8 metros de ancho, comenzaron a salir una vez que se suspendieron las pruebas luego de la primera. Muchos dudaban que el vehículo pudiera ser capaz de manejar las curvas o de caber bajo los puentes y los críticos preguntaron cómo podría doblar en las esquina, si era lo suficientemente fuerte para soportar su propio peso y el de los pasajeros y cuánto tiempo duraría la batería.

Otros se dieron cuenta de que el modelo utilizado en la primera prueba era el mismo que fue utilizado en la presentación de 2010, por lo que levantó muchas sospechas acerca de que no se había hecho ningún progreso técnico.

Por último, también hubo confusión relacionada con la aprobación de las autoridades. Sin embargo, el Financial Times reportó que el gobierno de Qinhuangdao, en la provincia de Hebei, donde la compañía del proyecto tenía su sede, dijo que invertiría $1500 MDD en el proyecto. Además, el mes pasado, los medios chinos reportaron que el sitio de pruebas en Qinhuangdao fue demolido.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir