El sonido más nítido y potente... durante unas horas

El sonido más nítido y potente... durante unas horas

Calificación

Lo Positivo

  • El sonido es sorprendente para su tamaño
  • Los bajos son profundos y equilibrados con el resto del sonido
  • Se escucha perfecto en interiores y exteriores
  • Puedes sumergirla hasta metro y medio en el agua durante 30 minutos
  • Resistente a golpes
  • Puedes cargar tu celular con su batería interna
  • Tiene la posibilidad de conectarse a otra bocina para generar sonido estéreo

Lo Negativo

  • La batería dura muy poco
  • Es un poco cara
  • ¿Ya mencionamos que la batería dura muy poco?

Definitivamente, la BRV-X fue la bocina Bluetooth con el mejor sonido que probamos en el año, aunque tiene un importante defecto: la batería. De cualquier manera, Braven creó un equipo equilibrado y de enorme calidad. A continuación la analizamos a detalle.

Video reseña

Diseño

Al ver la BRV-X sabes de inmediato que se trata de una bocina a prueba de golpes, pues su diseño denota resistencia. En la parte frontal, presenta una rejilla que protege los altavoces, mientras que en la inferior, hay un conjunto de orificios que sirven como salidas de aire para las frecuencias graves. Un tapón removible que da acceso al enchufe de 12 voltios, así como una conexión para audífono de 3.5 mm ––por si el equipo que quieres conectar a la bocina no tiene Bluetooth– se encuentran en la parte de atrás. Ahí mismo hay una salida USB para cargar otros dispositivos, además de un botón que muestra la carga de la batería y un switch para cambiar el sonido de interiores a exteriores, del cual hablaremos más adelante.

En los costados, tiene un par de asas en las que podrás colocar una cinta para que sea fácil transportarla. En la parte superior se ubican los controles que te permitirán encender la bocina, hacer pairing, pausar y reproducir música, así como subir y bajar el volumen y adelantar y atrasar canciones. También podrás contestar llamadas telefónicas.
El equipo cuenta con certificación contra agua IPX7, lo que significa que podrás sumergirlo hasta metro y medio en el agua, por si lo tuyo es el nado sincronizado o algo así.

Cabe mencionar que deberás pendiente del tapón removible, pues si lo pierdes, tendrás que olvidarte de la protección contra líquidos. Contactamos a la compañía para saber si venden un repuesto, pero no han respondido, así que cuida mucho esta tapa de plástico.

Conexiones y características

La BRV-X está diseñada para ser una bocina Bluetooth, así que esa es la conexión más importante, pero también cuenta con una entrada de audífonos de 3.5 mm que te permitirá conectar dispositivos sin Bluetooth.
Si cuentas con un teléfono con NFC, el pairing entre los equipos será casi inmediato, pero si no, la conexión es muy fácil, aunque requiere un par de pasos más.

Gracias a su salida USB, la bocina te permitirá cargar otros equipos, pero te recomendamos sólo hacerlo si hay una toma de energía cerca, porque drenará seriamente la batería (que no es especialmente duradera) y le quitará 2 o 3 horas de vida o más.

La bocina puede conectarse con otra mediante la tecnología TrueWireless, así que podrás usar 2 bocinas en modo estéreo, aunque el sonido de una sola es muy bueno, como veremos en la siguiente sección.

Sonido

Aquí es donde la BRV-X realmente brilla. El sonido de los graves es sorprendente para una bocina de su tamaño. Los medios y los agudos están balanceados con el sonido en general, lo que hace que el audio sea equilibrado y de gran calidad. Aunque el balance en el audio tal vez sea excesivo para algunos puristas, Braven hizo un gran trabajo al lograr que cualquier tipo de música suene bien, algo digno de aplaudirse. Desde black metal hasta música clásica, pasando por instrumental, alternativa, hip-hop, grunge, electrónica, punk, pop y hasta ranchera, todo suena muy bien, aún al máximo del volumen. A veces resulta increíble que esa calidad de sonido salga de una bocina tan pequeña, pero hay que tener en cuenta la fuente, ya que un ecualizador mal ecualizado (valga la redundancia) podría alterar drásticamente los resultados.

Después de un rato de jugar con la bocina, descubrí que no es omnidireccional, lo que significa que el sonido cambia según la posición del equipo. La postura ideal para obtener un mejor sonido es con la tapa hacia el piso: así los agudos y medios apuntan hacia arriba, mientras que la salida de aire de los graves tiene una mejor exposición. Esto varía según el gusto personal, pero mi mejor experiencia fue con ese acomodo y así lo uso actualmente.

El equipo tiene un switch para cambiar el sonido según tu entorno: exteriores e interiores. En la modalidad indoor, el sonido es rico en bajos y equilibrado en todas las frecuencias, mientras que en outdoor los medios y los agudos predominan y los bajos son casi inexistentes; esto tiene el propósito de permitir subir el volumen al máximo sin necesidad de preocuparse por la distorsión.

Cabe hacer hincapié en que estamos hablando de una pequeña bocina Bluetooth inalámbrica, y es bajo esta premisa que el sonido es sorprendente. No la estamos comparando con bocinas que se conectan a la luz.

Batería

¿Por qué, oh Braven, por qué tenías que fallar en algo tan importante? La bocina era perfecta, incluso pensé en ponerle 10 hasta que la llevé a la vida real, fuera de la oficina en donde los contactos de luz no están a cada 4 metros. Tan confiado estaba en su sonido que fue mi elección para poner música en la cena navideña con mis amigos. Cuando al teléfono de quien ponía la música se estaba quedando sin batería, ante la sorpresa de mis amigos y con total confianza le dije: “No importa, conéctalo a la bocina.” Grave error... a la mitad de la cena, adiós sonido, la bocina se quedó sin batería. Por supuesto llevaba un sistema 5.1 que se conecta a la luz, por si las dudas, así que pueden descansar tranquilos, mi fiesta no se quedó sin música. Pensé que no había cargado bien la bocina y que era mi culpa que se quedara sin pila, así que decidí cargarla todo el día, arriesgarme y apostar de nuevo por la BRV-X en la fiesta de fin de año de la oficina y ¿qué pasó? ¡Lo mismo! La bocina se quedó sin poder a la mitad de la piñata y ante la confusión tuvimos que recurrir a la Big Turtle Shell (Que tiene una batería muy, muy superior). Se podía ver la cara de decepción de todos los presentes que estábamos un poquito enamorados de la BRV-X. Cabe señalar que en esta ocasión no cargamos ningún celular.

Este es el único defecto importante en una bocina que de otra forma estaría muy cerca de ser perfecta.

Veredicto

La BRV-X es una bocina casi perfecta. El sonido, el diseño, su resistencia al agua y a golpes y su desempeño en general son excelentes; el gran problema es la batería, que probablemente te deje colgado a media fiesta. Si dejamos de lado este defecto, el sonido es sorprendente y los bajos son ricos para un equipo de su tamaño. Los medios y los agudos son claros y bien definidos y podrás acentuarlos aún más si usas la BRV-X en modalidad outdoor.
Aún con el defecto de la batería, este equipo Bluetooth es mi elección para esta Navidad, pues para mí, el sonido es lo primordial en una bocina y el hecho de que sea contra agua es un gran punto a su favor para mi estilo de vida. Por otro lado, si lo que buscas es una bocina con una gran vida de batería porque sales mucho a acampar o a actividades similares, tal vez te convenga otro equipo.

Especificaciones

Descripción del Fabricante

Calidad y potencia de audio para llevar a todas partes.

Deja tu comentario

Subir