La nueva Surface 3 luce impresionante, pero no es tan poderosa

Microsoft trata de ofrecer el desempeño y los beneficios de una laptop en el cuerpo de una tablet

A pesar de que el concepto Surface resulta muy interesante —y conveniente en términos de portabilidad—, Microsoft no ha logrado que alguna de sus propuestas se acerque a la popularidad del iPad. La compañía no se rinde y tras varios meses de haber lanzado la impresionante Surface 3 Pro, tiene un nuevo modelo que combina 3 aspectos clave: precio relativamente bajo, poder suficiente para diversas tareas de productividad y el formato compacto de una tablet. Lo llamativo de la nueva Surface 3 es que no tiene la limitante de Windows RT y en su lugar ofrece todas las ventajas de Windows 8.1, incluyendo la posibilidad de actualizarse a Windows 10 en próximos meses.

La diferencia principal de la Surface 3, en comparación con su antecesora, está en el procesador, pues Microsoft recurrió a un Atom x7. En lugar de ser un CPU con arquitectura ARM, es capaz de ejecutar aplicaciones x86, del mismo modo que cualquier laptop, así que no debería haber inconveniente de compatibilidad con Windows 8.1 y mejor aún, tampoco con el desempeño, ya que Intel desarrolló esta tecnología para igualar la potencia del Celeron más avanzado, pero con un menor consumo energético (tiene base en Cherry Trail de 14 nanómetros y gráficos Intel HD de generación Broadwell). Ahora bien, la nueva Surface no califica tan alto frente a laptops con Core i5 y en todo caso, se trata de un competidor directo de las Chromebook.

Por ahora, el objetivo de Microsoft no es detener el crecimiento de las laptops con Chrome OS, sino alcanzar al iPad y para ello hizo cambios en el armazón de la Surface 3. El incómodo formato 16:9 es cosa del pasado; el nuevo modelo introduce una pantalla de 10.8” con relación de aspecto 3:2 que se parece mucho más a lo que ofrece la tablet de Apple. Lo anterior significa que el uso en vertical (para leer o navegar) brinda una experiencia tan buena como en modalidad de laptop. La resolución es 1280 × 1920 y dado que tiene tecnología ClearType HD —que también estuvo presente en la Surface Pro 3—, la pantalla promete excelente nitidez y mucho brillo.

Por lo demás, no hay demasiadas cosas que marquen una diferencia de la Surface 3 en comparación con otras tablets o laptops. Hay 2 variantes, una Wi-Fi con 2 GB en RAM y 64 GB de almacenamiento, mientras que la LTE ofrece 4 GB de memoria y 128 GB de espacio. Fuera de esas distinciones, todas las nuevas Surface cuentan con Bluetooth 4.0 LE, cámara principal de 8 megapixeles y frontal de 3.5 MP con capacidad para grabación de video en 1080p, además de que tienen soporte para usar stylus y type cover. Por cierto, la desventaja de la Surface 3 es que no tiene una base con posición ajustable libre, únicamente tiene 3 ángulos para recargarse.

Mientras que Apple y Google están dando el salto a USB Type-C, Microsoft prefirió mantenerse conservador y apelar a la mayoría de la gente con Micro USB, además de incluir puertos USB tradicionales, una ranura microSD y hasta DisplayPort. La Surface 3 estará disponible en Estados Unidos a partir de mayo, con un precio inicial de $499 USD. Todavía no hay información acerca de su lanzamiento en América Latina y el resto del mundo.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending Ahora

  • Lo Mejor

Subir