Tecnología

¿Las apps nativas son el remedio para el Apple Watch?

Nuevos requerimientos para desarrolles podrían traer aire fresco al desempeño del reloj

Desde el pasado 22 de abril Apple le dijo a los desarrolladores de watchOS —el sistema operativo del Apple Watch— que todas las aplicaciones deberían trabajar bajo nuevas reglas para ameritar el derecho a ser publicadas y actualizadas. Entre los requisitos está que deben funcionar de forma nativa con el wearable.

A partir del primero de junio todas las apps deben ser nativas
A partir del primero de junio todas las apps deben ser nativas

Aunque la directiva aparenta ser tibia, en el fondo se busca lograr un mejor desempeño con el Watch y convertirlo en un dispositivo mucho más autónomo —si bien no completamente—. Con esto se intenta romper la mala costumbre de ligar el teléfono a la gran mayoría de las actividades de las apps que están en el reloj, en específico los procesos que gestionan la información.

Hoy todos los Apple Watch son sólo una pequeña ventana de lo que puede hacer el iPhone. De no ser por las encargadas de medir la actividad física, de las funciones propias de “reloj” y de otras contadas excepciones, todas las apps necesitan conexión Bluetooth. No hace falta ser un experto para darse cuenta que ese es uno de los motivos del funcionamiento torpe de todos los relojes que pretenden ser inteligentes.

Los monitores de actividad física de Apple son de las pocas apps que hoy son nativas
Los monitores de actividad física de Apple son de las pocas apps que hoy son nativas

Los usuarios actuales podrían estar ya acostumbrados al tiempo de carga lento, a los procesos y mañas de sus aplicaciones más usadas, pero el simple hecho de que los desarrolladores tengan que pensar en cómo solucionar los problemas del procesamiento dentro del reloj podría (y recalco el “podría”) traer como consecuencia una nueva motivación para replantear la experiencia que ofrecen al usuario final y, en última instancia, mejorarla. Si la suerte está de nuestro lado, incluso animará a que los desarrolladores sean más creativos y ofrezcan las tan pedidas nuevas experiencias para watchOS. En este punto el mismo Apple tiene la obligación de predicar con el ejemplo y demostrar las nuevas posibilidades del Apple Watch.

Una dependencia que parece ser irrompible
Una dependencia que parece ser irrompible

No obstante, es posible que esta nueva directiva sea insignificante para el público y, peor aún, que no altere el status quo del Watch. Pero si la estrategia funciona, podría preparar el terreno para comenzar una revisión del reloj que sea capaz de funcionar de forma 100% independiente, para ofrecer características únicas, distintas de lo que hay en un smartphone. Al margen de lo que planea Apple, se trata de una de la peticiones más repetidas entre poseedores de un reloj inteligente y de las personas que esperan un pretexto aceptable para voltear a este mercado de una vez por todas.

Ahora es el turno de los desarrolladores para mejorar sus apps
Ahora es el turno de los desarrolladores para mejorar sus apps

Entre especulaciones o no, la verdad es que esta adecuación técnica promete dejar la ventana abierta para que entre aire fresco en ideas y mejor desempeño. Ya dependerá del verdadero interés de cada desarrollador para analizar el caso y reaccionar ante las exigencias de los usuarios. El cambio ya está en camino, ahora sólo resta esperar a que los cambios lleguen a nuestra muñeca.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir