Tecnología

El Nintendo 3DS cumplió 5 años de sobrevivir entre smartphones y tablets

¿Cómo logró tener tanto éxito?

Desde que lo lanzaron el 27 de marzo de 2011, el Nintendo 3DS ha enamorado a 58 millones de jugadores con una librería de títulos muy diversa y un hardware que logró vender suficientemente bien la experiencia estereoscópica —a pesar de que en estos días a casi nadie le importa el efecto 3D convencional—.

Dentro de los estándares de otras consolas portátiles de Nintendo ese éxito podría parecer poca cosa, en especial si tomamos en cuenta que el legendario Nintendo DS vendió más del doble que el 3DS. Pero no deja de ser sorprendente ante un panorama en el que la gente juega más en teléfonos y tablets, que en consolas de cualquier tipo.

Para Nintendo no ha sido fácil; de hecho, entre las muchas razones por las que el Wii U terminó en fracaso —lo sé, es un calificativo cuestionable, pero tampoco podemos decir que triunfó—, está que intentó replicar la idea de doble pantalla desde una perspectiva más ambiciosa y, a la vez, más arriesgada.

Tener oportunidad de jugar en un “control tablet” mientras alguien más usaba el televisor no sonaba tan mal hace algunos años, el problema es que la idea llegó demasiado tarde. ¿Para qué limitarte a usar un dispositivo que a pesar de ser “portátil” no puedes llevar a otras partes? No hay una respuesta convincente, a pesar de los esfuerzos de muchos fans por defender su amada consola, pues al final queda claro que en esencia el concepto es muy limitado.

Mientras tanto, el 3DS construyó su popularidad sobre un éxito probado. La pantalla dual en consolas portátiles ya no es un gimmick, gracias a que casi todos los desarrolladores lograron dominarla y sacarle provecho. Eso ayudó a que desde el inicio aparecieran propuestas que iban de lo interesante y bien diseñado, a lo fascinante y magistral.

Y aunque el recorte de precio fue clave para superar un comienzo muy lento, la calidad de los juegos (Super Mario 3D Land, TLoZ: A Link Between Worlds, Pokémon X y Y, Mario Kart, seguidos de una muy larga lista) fueron la razón definitiva para que el 3DS atrapara la atención de los gamers. Cada vez hay más títulos sorprendentes, entretenidos y adictivos en iOS y Android, pero el enfoque es muy distinto —más efímero—, sin mencionar que falta un sentimiento genuino de comunidad.

Es difícil saber hasta dónde llegará el 3DS. Tal vez Nintendo ya encontró con el NX una forma aún más efectiva de seguir compitiendo contra los dispositivos móvil. Lo cierto es que si él no lo logra, nadie más lo hará.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir