La ONU retira su apoyo a Uber por fallar al proteger a las mujeres

El plan era crear más de 1 millón de empleos a escala global en un plazo de 5 años

Aunque los servicios de Uber son cada vez más solicitados en todo el mundo, su reputación va en caída libre en algunos países, y al parecer, la controversia seguirá empeorando. A una semana de haber anunciado que se asociaría con Uber para una iniciativa laboral a escala global, la Organización de las Naciones Unidas acaba de retractarse, argumentando que el servicio no es confiable y que ha fallado en su compromiso de proteger a las mujeres —incluyendo a las que son pasajeros y conductores—.

Uber dijo que con el apoyo de ONU Mujeres podría crear, a escala global y en un plazo de 5 años, más de 1 millón de oportunidades laborales para mujeres

De acuerdo con The Guardian, el acuerdo era que ONU Mujeres apoyaría a Uber con publicidad y con su intervención diplomática en los países que están prohibiendo los servicios de transporte compartido. Pero la presión de varias asociaciones mercantiles y los grupos que defienden los derechos de la mujer hicieron que la ONU tuviera que reconsiderar el proyecto. Phumzile Mlambo-Ngcuka, la director ejecutivo de ONU Mujeres, aseguró que la organización internacional continuará defendiendo las causas justas y aunque no descarta que en un futuro podrían restablecerse las negociaciones con Uber, dice que la decisión se mantendrá firme hasta que la compañía demuestre que tiene capacidad para garantizar la igualdad de género y proteger a todos sus clientes sin incurrir en ningún tipo de discriminación.

Por otra parte, los representantes de la Federación Internacional de Trabajadores Transportistas explican que ejercieron presión en la ONU porque toda la situación en torno a Uber se ha vuelto siniestra y preocupante. "No hay un solo día que pase sin noticias acerca de Uber, el problema es que la mayoría de esas historias son escandalosas y perturbadoras. Hay reportes de asaltos sexuales, aumentos de precio y atentados contra la privacidad.", agregó Brigitta Paas, vicepresidente de ITWF.

Según los detractores de Uber, uno de los grandes problemas está en que la empresa trabaja al margen de la legalidad y que cuando las leyes de un país limitan su libertad de operación, instruye a sus conductores para que sigan prestando servicio, con la promesa de que pagará las multas o hasta el gasto de una demanda formal.

Fuente: The Guardian

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir