Vodafone revela la existencia de sistemas de vigilancia secreta que permiten espionaje gubernamental

Diversas agencias son capaces de escuchar conversaciones, grabarlas y localizar a los clientes en tiempo real

Vodafone, una de las compañías de telefonía celular más grandes del mundo, reveló la existencia de sistemas ocultos que permiten a agencias gubernamentales escuchar todas las conversaciones que se efectúan en su red. Asimismo, la empresa comentó que dichos sistemas son usados en algunos de los 29 países donde opera, aunque no especificó cuáles, debido a que los gobiernos podrían tomar represalias y detener a sus empleados.

De acuerdo con un reporte de The Guardian, la compañía rompió el silencio para frenar el espionaje indiscriminado dirigido a ciudadanos mediante redes telefónicas y de banda ancha. Por esta razón, lanzó un documento de 40,000 palabras en donde detalla la forma en la que los gobiernos monitorean las conversaciones, así como el paradero de los ciudadanos.

Vodafone comentó que los sistemas ocultos de espionaje fueron conectados directamente tanto en su red como en la de otras empresas de telecomunicación para escuchar y grabar conversaciones en tiempo real, y en algunos casos rastrear la localización de los clientes.

El documento señala que este tipo de acceso directo a los sistemas de empresas de telecom no requiere órdenes judiciales y que las empresas afectadas no tienen información acerca del número de personas vigiladas, lo que permite el espionaje masivo por parte de distintos gobiernos, sin que se tenga que justificar la intrusión.

Por otra parte, fuentes allegadas a la industria de telecomunicaciones señalan que, en algunos casos, estos sistemas están integrados directamente en cuartos cerrados dentro de los centros de datos de las compañías mismas. Los trabajadores encargados de operar esta área pueden ser empleados por las empresas de telecom, pero se les prohíbe discutir su trabajo con el resto de sus compañeros. Vodafone declaró que pide a todo su personal seguir el código de conducta estipulado, pero asegura que dada la discreción del programa, no puede verificar que se obedezcan las reglas.

Stephen Deadman, oficial de privacidad grupal para Vodafone, comentó: “Estos conductos existen, el modelo de acceso directo existe. Estamos haciendo un llamado para terminar con todo acceso directo que permita que agencias gubernamentales obtengan los datos de comunicación de la gente. Sin una orden judicial oficial, no hay visibilidad externa. Si recibimos una demanda, podemos hacer retroceder a la agencia. El hecho de que el gobierno tenga que expedir un pedazo de papel es una limitante importante a cómo se usan los poderes.”

La compañía pide a las autoridades correspondientes que se desconecten todos los conductos de acceso directo y que se enmienden las leyes que hacen de esta conducta algo legal. Vodafone agrega que los gobiernos deben disuadir a las agencias y autoridades que busquen implementar estos conductos en la infraestructura de los operadores de telecomunicaciones sin un mandato legal.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir