Wine to Water: la Miracle Machine no es real

El dispositivo no transforma el agua en vino, pero forma parte de un movimiento humanitario

La Miracle Machine, que causó sensación la semana pasada por su supuesta capacidad de convertir el agua en vino, es en realidad parte de una campaña global de recaudación, cuyo propósito es llevar agua potable a comunidades que carecen de ésta.

Kevin Boyer y Philip James, 2 de las mentes detrás del proyecto, lamentaron haber decepcionado a quienes pretendían fermentar agua en 3 días y obtener, esencialmente a partir de nada, vino de alta calidad. También aclararon que Wine to Water es en realidad el nombre de la organización no gubernamental (ONG) responsable del movimiento.

Su fuente de ingresos principal es la comercialización de vinos. El capital reunido se destina a la construcción de infraestructura que provee de agua a localidades donde el recurso es limitado o inexistente. Dentro de sus productos, Wine to Water ofrece botellas de edición limitada que conmemoran el impacto e importancia de la Miracle Machine.

De acuerdo con la ONG, $1 USD es suficiente para dotar con agua a una persona de bajos recursos durante un año. El cuestionamiento derivado de esa premisa es sencillo: ¿qué podría lograrse, entonces, con los $499 USD que varias personas estaban dispuestas a pagar por la Miracle Machine? Por su puesto, aquellos que preordenaron el sistema no serán defraudados, pues no se han realizado cargos sobre los métodos de pago.

Wine to Water reporta que más de 2500 millones de personas no cuentan con acceso a agua limpia, y que cada 22 segundos un niño muere debido a algún padecimiento originado por el consumo de agua insalubre. Pueden contribuir con la causa en el sitio oficial de Wine to Water.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir