Cultura Web

¿Qué es una blockchain y para qué sirve?

Expliquemos este concepto que ha surgido con el crecimiento de criptodivisas

Cuando hablamos de criptodivisas, escuchamos muchos términos que en ocasiones no entendemos: uno de estos es blockchain, también llamado cadena de bloques o cadena articulada.

Aunque este concepto empezó a surgir junto con la popularidad de Bitcoin, Ethereum y otras divisas, estas bases de datos podrán ser útiles en otros campos: para aclarar estos conceptos, hemos decidido hablar un poco sobre lo que significan las blockhains para el mundo de los negocios.

¿Qué es una blockchain?

Si queremos definirlo con conceptos simples, una blockchain es un libro público distribuido, a prueba de modificaciones y capaz de controlar transacciones: hasta cierto punto, podríamos decir que es una hoja de cálculo conectada a una red específica.

Debido a la forma que funciona, una blockchain es un libro de cuentas que puede almacenar distintos tipos de información: desde valores numéricos hasta contratos encriptados. Al no tener un intermediario central, estas cadenas han demostrado ser el mejor método disponible para transferir divisas como Bitcoin y Ethereum.

¿Para qué podemos utilizar estas cadenas?

Lo mencionamos anteriormente: las blockchains son utilizadas principalmente para validar la compra y venta de criptodivisas. Sin embargo, esta tecnología es capaz de lograr muchas cosas más. Además de funcionar como un libro mayor, podemos utilizar tecnología de blockchain para préstamos a terceros, contratos inteligentes, información personal, transferencia de acciones o evitar la modificación de resultados de elecciones.

Como toda tecnología emergente, nadie puede predecir el futuro de las Blockchains. Sin embargo, considero que es necesario cambiar la creencia existente: no, las blockchains no existen solamente para autorizar la compra de objetos o servicios ilegales. De hecho, compañías como IBM y Microsoft han buscado formas de aplicar esta tecnología en sus procesos: gracias al almacenamiento de propiedades y contratos, así como la reducción de precio en transacciones financieras mediante el uso de blockchains, esta tecnología ha logrado crecer considerablemente.

Blockchains públicas y privadas

Como muchos conceptos relacionados a economía, las blockchains pueden formar parte de un ámbito público y privado: en este caso, las criptodivisas utilizan una plataforma pública; empresas y compañías, en cambio, podrán utilizar plataformas privadas para, como mencionamos brevemente, reducir costos y la velocidad de sus transacciones.

Aunque podríamos plantear el argumento de que esta tecnología podría ser abusada por ciertas empresas para fines ambiguos, es importante resaltar los beneficios que esta tecnología proporciona en general: la información es importante, en especial cuando tiene un valor económico considerable.

¿Cuál es el futuro de esta tecnología?

No podemos negarlo: la tecnología detrás de blockchain posiblemente cambia la forma en la que funcionan la mayoría de los procesos en el ámbito económico moderno. Además de cambiar la forma en la que estamos utilizando Internet, estas bases de datos quieren revolucionar la economía global: al habilitar la digitalización de recursos, las blockchains dirigen un cambio fundamental en el Internet de la Información, donde podemos ver, intercambiar y comunicar información que adquiere valor, en especial cuando no requiere de intermediarios para poder ser adquirida o vendida.

Aunque suene ridículo, las blockchains serían capaces, potencialmente, de permitir a empresas tener más confianza en el estado de sus recursos: sin embargo, esto también podrá ser aplicado al ámbito personal, habilitando a ciudadanos comunes para que cuenten con una plataforma segura y confiable.

¿Qué piensas sobre estas bases de datos? ¿Crees que serán un factor clave de la economía mundial en los próximos años? ¡Deja tu opinión en los comentarios!

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir