Ciencia

La adicción al celular provoca déficit de atención, hiperactividad y otras consecuencias a tu salud

¿Cuántas veces al día revisas tu celular?

Desde hace 10 años o más tienes un celular que se ha convertido en tu compañero/asistente/amigo y está contigo todo el tiempo. Ese aparato que inicialmente sólo fue pensado para hacer llamadas, ahora se ha convertido en una extensión de ti. La relación con tu celular es tan fuerte que lo revisas muchas veces en menos de una hora y eso no puede ser bueno. Si lo piensas, es como si prendieras tu computadora cada 5 minutos o menos.

Adicción

Ahora, a diferencia de hace 10 años, tienes la necesidad constante de revisar tu mail, redes sociales y mensajes mientras realizas otras actividades importantes como trabajar, estudiar o pasar tiempo de “calidad” con tus seres queridos. Por este apego ─que todos conocemos muy de cerca─, no es extraño que se haya descubierto que 1 de cada 5 personas sufren de ansiedad de separación cuando se les quita su celular o tablet.

De hecho, la compañía Innocent realizó una encuesta a 2000 personas en Londres donde se descubrió que un adulto promedio pasa 20 semanas al año frente a un celular o tablet. Además, 25% de los encuestados se siente aburrido después de 1 hora sin su celular y 23% siente ansiedad al estar separado de su dispositivo.

La adicción y dependencia al smartphone es tanta que 4 de cada 10 encuestados confesó tener dificultades para darse un tiempo sin su celular al menos una vez al día; 17% sólo pueden alejarse de la pantalla por una hora o menos

“Aunque no creemos que la tecnología es mala de ninguna manera, es importante que no nos olvidemos de desconectarnos cada cierto tiempo y asegurarnos de tomar un descanso de estar constantemente conectados a la tecnología”, dijo Jamie Sterry de Innocent.

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

Esta cantidad de tiempo invertida en tu smartphone y la cantidad de veces que lo revisas te han convertido en una persona distraída e impaciente, características de un desorden del neurodesarrollo llamado trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH o ADHD en inglés).

En otro estudio de la Universidad de Columbia Británica, se analizó el comportamiento de 221 millennials. Todos los voluntarios estaban sanos y sin diagnóstico de TDAH. En la primera semana, se pidió a una mitad de los participantes que minimizaran las interrupciones de su celular, se activó la configuración de “no molestar” y alejaron todos los celulares de la vista de sus dueños. La otra mitad tenía sus celulares con alertas y a su alcance.

En la segunda semana, revirtieron las condiciones de cada grupo, aquellos que no habían tenido su celular disponible, lo tuvieron y viceversa.

Después del tiempo de prueba, los investigadores midieron la falta de atención e hiperactividad con un cuestionario basado en el criterio usado por los doctores para diagnosticar TDAH.

La falta de atención se midió con un rango de problemas potenciales como cometer errores por descuido, olvidar pagar cuentas y tener dificultades para mantener atención centrada o escuchar a otros. La hiperactividad se midió por actitudes como moverse nerviosamente, sentirse impaciente, hablar en exceso e interrumpir a otros.

Los resultados fueron que cuando hay mayores interrupciones del celular, la gente deja de poner atención en su realidad y se comporta hiperactivamente. Aunque este estudio no es suficiente para diagnosticar TDAH, ha comprobado que hay implicaciones muy similares.

“La estimulación digital incesante está contribuyendo a un problema de déficit de atención en la sociedad moderna”.

Salud

La revisión constante de tu celular también perjudica la salud de tu cuerpo. Para empezar, la postura de tu cabeza y espalda al ver tu smartphone produce dolores de cabeza por las tensiones en el cuello. De hecho, a este problema ya se le conoce como text neck, mientras más inclinas tu cabeza hacia el frente, su peso aumenta para la columna vertebral. Este dolor puede derivar en problemas en los brazos y hombros.

Y no acaba ahí. La postura de la columna al inclinar la cabeza para ver la pantalla de tu celular hace que las cervicales generen tensión, haya presión en el cuello y te duela la cabeza. Si empeora, incluso se puede presentar una neuralgia occipital ─condición neurológica en la que los nervios de la parte superior de la médula espinal hasta el cuero cabelludo se inflaman y causan dolores muy intensos─.

Todo esto no significa que debas dejar tu celular y no estar conectado. Pero con los daños a tu salud física y mental, quizá debas considerar el ritmo con el que lo usas. Podrías silenciarlo por algunos periodos en el día o la semana.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir