Ciencia

La ciencia reconoce que Freddie Mercury tenía una voz única e inigualable

Por fin, una prueba científica de tu buen gusto musical

No hace falta ser un experto para notar que Freddie Mercury, cantante principal de Queen, tenía un talento único. Basta con escuchar Bohemian Rhapsody, We are the champions o Somebody to love para notar que la técnica de Mercury era excepcional y su timbre, único.

Un grupo de científicos austriacos, checos y suecos publicaron un estudio en la revista Logopedics Phoniatrics Vocology en el que analizan y describen las características únicas de la voz de Freddie Mercury.

Los investigadores analizaron Freddie Mercury: The Solo Collection y 23 grabaciones más de Queen, además examinaron una serie de entrevistas que el cantante concedió. También usaron a un cantante de rock que imita a Mercury y usaron una cámara endoscópica para estudiar su voz y garganta.

Popularmente se dice que Mercury podía alcanzar cuatro octavas, sin embargo los investigadores no pudieron corroborar o negar ese mito. Según Christian Herbst, científico vocal y líder de la investigación, la voz de Mercury tenía el rango normal de un adulto sano, ni más ni menos.

Pero lo que sí encontraron es que Mercury llevaba su sistema vocal a los límites en el escenario. Los investigadores encontraron que el cantante de Love of my life usaba subarmónicos al cantar, un fenómeno físico en el que no solo las cuerdas vocales vibran, sino también un par de estructuras de tejido llamadas pliegues ventriculares que normalmente no se usan para hablar o cantar. Esta habilidad es famosa en los cantantes de garganta de Tuva como el siguiente:

Esta técnica y su alto e irregular vibrato de 7.04 Hz —por encima del vibrato normal entre 5.4 y 6.9 Hz— hacían que su voz tuviera un gruñido único. Los investigadores comparan su vibrato con el del cantante de ópera Luciano Pavarotti, pero afirman que Mercury hacía vibrar algo en su garganta que Pavarotti ni siquiera usa. Además, esta técnica hacía que el cantante de Queen pudiera modular su voz para sonar suave y áspero al mismo tiempo en el momento preciso.

Para comprobar de lo que hablan los científicos, te dejo el siguiente video:

Pero la voz de Freddie Mercury no era lo único excepcional, también tenía gran determinación y pasión por la música. Al final de sus días, Mercury cantó la canción Show must go on en la que narra el esfuerzo que el cantante hacía para seguir cantando a pesar de estar en la recta final de su vida. Brian May, escritor de la canción, preocupado por la salud de Mercury le comentó: "Fred, no sé si esto vaya a ser posible de cantar" a lo que Mercury respondió "I'll fucking do it, darling", se tomó un vodka y la grabó perfectamente en una sola toma en la que se laceró completamente las cuerdas vocales. Éste fue el resultado:

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir