¿Quiénes somos?

Qore.com es una guía con los mejores gadgets y productos tecnológicos para que puedas saber rápidamente qué es lo que más te conviene comprar. Aquí hay una explicación de lo que hacemos y cómo puedes apoyar nuestro trabajo.

Televisores

El mejor televisor 4K

Fecha de Publicación: · Por Rodrigo Muñozaltea

Si lo que estás buscando es simplemente lo mejor, el E6 OLED de LG es tu mejor opción, pues tiene todas las ventajas, virtudes y características especiales disponibles en el mercado, pero a un elevado precio. Claro que en nuestro análisis no sólo examinamos los televisores más caros, sino también los que te dan más por tu dinero, como el KU6000/6300 que equilibra perfectamente calidad y precio, y es una excelente TV 4K de entrada (sobre todo para gamers que quieren sacarle jugo su nuevo PS4 Pro sin tener que vender un riñón). Después de un extenso análisis y varias pruebas, te mostramos los mejores televisores 4K que se ajustan a todo tipo de preferencias, gustos y presupuestos.

Nuestra recomendación

El mejor

LG OLED55E6P

El mejor televisor que el dinero puede comprar. El hecho de que sea OLED le da un contraste inigualable. Es capaz de reproducir contenido en Dolby Vision y HDR10 así que puedes estar seguro de que su calidad te sorprenderá.

$74,999 MXN en Amazon

Si quieres la mejor calidad de imagen a cualquier precio, la E6 OLED de LG es, sin duda, el televisor 4K para ti. Los negros son simplemente perfectos y dan un contraste infinito que resulta en imágenes que resaltan y sorprenden. Esta TV casi no tiene Motion Blur, lo que la hace ideal para ver deportes y videojuegos. A pesar de que no es perfecta, pues su brillo máximo, la escala de grises y el input lag podrían mejorar, hoy día es el mejor televisor 4K en el mercado.

¿Quieres saber más para tomar tu decisión? Lee nuestro análisis detallado del LG OLED55E6P.


Otras alternativas muy buenas

La mejor pantalla LED

Samsung KS9000

Esta es la mejor TV de LED en el mercado hasta el momento. Alcanza unos excelentes niveles de negro, contraste y saturación de color.

$31,798.98 MXN en Amazon

Esta es la mejor TV de LED en el mercado hasta el momento y a pesar de que es edge-lit (iluminación por las orillas) alcanza unos excelentes niveles de negro, contraste y saturación de color. El televisor cuenta con certificación de la UHD Alliance y cumple con todos los estándares de “Ultra HD Premium” de al menos 1000 nits de brillo. Todo tipo de contenido se ve claro y muy definido, así sea escalado de 720 o 1080. Pero la KS9000 no es perfecta y desafortunadamente el ángulo de visión y el local dimming no son ideales y aunque son cosas que no resaltan a primera vista es importante mencionarlo ya que son de las pequeñas cosas que hacen que esta TV no sea perfecta.

¿Quieres saber más para tomar tu decisión? Lee nuestro análisis detallado del Samsung KS9000.


Buena calidad a mediano precio

Samsung KU6000

Este televisor es más amigable con el bolsillo. Tiene buena calidad de imagen (excelente contraste) y soporta HDR. Además, su bajo input lag es ideal para videojuegos.

$13,998.98 MXN en Amazon

Este televisor es más amigable con el bolsillo, pero esto tiene implicaciones. La calidad de imagen no es tan sorprendente como los primeros lugares de la lista (aunque tampoco es mala) y a pesar de soportar HDR, no tiene las capacidades necesarias para proyectar una imagen tan colorida como el resto de los competidores. También sufre de reflejos y algo de juddering, que básicamente son pequeños saltos en la transición de imágenes en movimiento. Por supuesto, no todo es malo en esta TV y por el precio, tiene una buena calidad de imagen, un excelente contraste y profundidad de negros y un input lag ideal para jugar videojuegos. Si tu presupuesto no es muy alto, pero quieres experimentar contenido 4K ya, ésta podría ser tu mejor opción.

¿Quieres saber más para tomar tu decisión? Lee nuestro análisis detallado del Samsung KU6000.


El más barato

LG UF6400

Este televisor es para todo aquel que busca la experiencia “4K” más básica al menor precio posible.

$9,947.37 MXN en Amazon

Este televisor es para todo aquel que busca la experiencia “4K” más básica al menor precio posible. Por supuesto, no tiene todas las opciones ni la calidad de los otros televisores, pero tampoco tiene precio exorbitante y es mucho más accesible al público en general. Pongo 4K entre comillas porque la UF6400 usa la estructura de pixeles RGBW que es menos precisa que la de sus contrapartes, pues usa un subpixel blanco en cada pixel. Esto deslava la imagen y le quita brillo, tanto así, que muchas personas no consideran a las TVs que usan esta tecnología como 4K, sino como 3K (y hacen bien).

Igual que la mayoría de las pantallas IPS, la calidad de imagen no es la mejor debido a un pobre contraste y una deficiente uniformidad de colores. Su ángulo de visión es su único punto fuerte y, desafortunadamente, esta TV no sobresale en otra área. Pero hey, es 4K y cuesta menos de $8,000 pesos!

¿Quieres saber más para tomar tu decisión? Lee nuestro análisis detallado del LG UF6400.

¿Quién debería comprar esto?

En realidad, esta tecnología aún es para early adopters, gente que quiere experimentar las cosas cuanto antes aunque no haya suficiente contenido para disfrutar a tope las capacidades del producto. Por supuesto, esto incluye a gamers exigentes que están pensando en comprar el PlayStation 4 Pro, Xbox Scorpio o que simplemente tienen una PC con una tarjeta de video serie 10 de Nvidia y que quieren disfrutar los juegos en toda su gloria 2160p. Los cinéfilos también son el target de estos televisores, pues a pesar de que hoy hay poco contenido en formato 4K HDR, compañías como Netflix se encargan de crear cada vez más series y programas grabados con esta tecnología.


¿Deberías esperar para comprar 4K?

Algo que hay que tener muy en cuenta (y que he aprendido a lo largo de los años) es que si adoptas una tecnología en una etapa muy temprana, no podrás sacarle todo el jugo que te gustaría desde el inicio, pues simplemente no hay contenido. Estarás viendo tu fabulosa televisión 4K reproduciendo contenido 1080p o viendo videos 720 de YouTube y cualquier serie que sea 4K HDR (aunque no te guste), lo que, por supuesto, no es ideal. Eso sí, cuando veas el poco contenido que existe en 4K quedarás fascinado y serás de los primeros en vivir la experiencia, lo que a veces es importante.

En cuanto a su costo, no es un secreto que los televisores bajan de precio año con año. Pero en este caso ¿si esperas podrás conseguir algo mejor por el mismo precio o estos mismos televisores a un precio más accesible?

Seguramente sí. Sobre todo los televisores OLED que en sólo un par de años han reducido su precio hasta en 82%, lo que significa que una TV que costaba cerca de $200,000 pesos ($10,000 USD) hace 2 años, hoy cuesta más o menos $40,000 pesos ($1,800 USD). Por supuesto, los precios no seguirán bajando a esa velocidad, pero sí es seguro decir que en poco tiempo las TV 4K y HDR costarán lo mismo que los televisores Full HD de LCD hoy.

Por supuesto, los televisores de LCD 4K continuarán mejorando incluso con características como HDR, mejores resoluciones, paneles aún más brillantes y negros más oscuros. Pero, a reserva de que haya un salto tecnológico inesperado, nosotros seguimos recomendando los televisores de OLED como la mejor opción para los que buscan realmente la mejor imagen, pues esta tecnología es capaz de producir una calidad muy superior a la de sus competidores. Aunque si lo que buscas es más brillo, los de LED son tu mejor opción.

Estamos a unos meses de que salgan el PlayStation Pro y Project Scorpio de Microsoft, ambas consolas capaces de reproducir contenido 4K y HDR, lo que seguro acelerará la adopción de estas tecnologías y te dará mucho contenido, al menos en lo que a videojuegos se refiere.


¿Qué es HDR y por qué importa?

La adopción de HDR (alto contraste dinámico) es uno de los mayores cambios que han tenido los televisores desde la implementación del Full HD. En resumen, HDR es la habilidad de una pantalla para reproducir un rango de colores mucho más amplio y rico, blancos más luminosos y negros mucho más profundos y oscuros. Esto permite a la TV crear una imagen más parecida a como percibimos la realidad, con diversas gamas de colores, muchos matices de grises y diferentes intensidades de oscuridad. (Más información en ¿Qué necesita una TV para ser Ultra HD Premium?)

Para evitar el abuso del término HDR se estableció una alianza llamada UHD Alliance, un consorcio de fabricantes de Televisores, firmas tecnológicas y estudios de cine y TV que establecen un estándar mínimo de condiciones a cumplir para poder usar el término HDR o Ultra HD Premium. De esta manera, el consumidor puede estar seguro de que está comprando un producto de calidad y no sólo publicidad engañosa.

Por supuesto, no es suficiente comprar una TV con HDR para poder disfrutar esta tecnología, sino que el contenido mismo debe estar grabado en HDR para obtener la experiencia completa. Algo muy similar a lo que pasa con el 3D, si hay formas de simularlo, pero la experiencia completa se obtiene sólo al ver contenido grabado en su formato.


¿Qué son Dolby Vision y HDR10?

Actualmente hay 2 estándares de HDR, Dolby Vision y HDR 10. Algunos televisores sólo soportan uno de los 2, así que estamos viviendo una guerra de formatos.

Por un lado, Dolby Vision es soportado por Sony, Warner Brothers, Universal, MGM y Netflix y domina la mayoría del streaming digital. Su principal desventaja es que (hasta el momento) no está presente en formato físico, como Blu-ray. Hoy, Dolby Vision es el estándar que generalmente se acepta como el de mayor calidad. Del otro lado, tenemos al HDR10 que es soportado por Samsung, Sony y (originalmente LG), quienes decidieron crear una plataforma más abierta que no requiriera pasar por un riguroso proceso de certificación (y que no les cobrara cuotas de licenciamiento, claro). Todo esto puede acabar de 2 maneras. En una, uno de los formatos gana mientras el otro está destinado al olvido (HD-DVD, Blu-ray). En la otra, los 2 formatos coexisten armoniosamente (Dolby, DTS) y todos ganan. El hecho de que fabricantes como Philips, LG y Vizio, así como proveedores de servicio de la talla de Amazon y Netflix estén adoptando ambos formatos por igual; podría ser una buena noticia para los consumidores, pues igual que con Dolby y DTS, podríamos estar ante un escenario en el que todos los productos soportan todos los formatos.


¿Qué necesita una TV para ser Ultra HD Premium?

Para que una TV logre tener esta certificación debe cumplir con varios requisitos. El primero es la resolución, que debe ser de un mínimo de 3840×2160 (4K). La resolución representa el número de pixeles que conforman la pantalla de la TV y, por supuesto, entre más, mejor.
Profundidad de color de 10-bits. La TV es capaz de recibir y procesar una señal de colores de 10-bits, lo que significa 10 bits de información por color (30-bits por pixel), lo que se traduce a más tonalidades de colores (1,073,741,824 para ser exacto). Es importante especificar que la TV no tiene que ser capaz de reproducir todos estos colores, sino simplemente de procesar la señal.

90% de DCI-P3. DCI-P3 es un espacio de colores definido por la US-American film industry que cubre la mayoría del rango de colores que el ojo humano es capaz de percibir. En el caso de televisores certificados con Ultra HD Premium, su gama de colores debe de ser, mínimo, 90% del estándar DCI-P3

Rango dinámico mínimo (Minimun dynamic range). Los televisores certificados deben tener un brillo máximo y mínimo para calificar. En esta instancia hay 2 criterios a cumplir. El primero es de 1,000 nits de brillo máximo y menos de 0.05 nits de brillo mínimo para el nivel de negro más bajo. El otro es 540 nits de brillo máximo y 0.0005 nits de brillo mínimo. Existen 2 estándares debido a que hay diferentes tecnologías como LED y OLED que son capaces de alcanzar diversos brillos máximos y mínimos. El OLED puede producir negros perfectos, pero no es tan brillante, mientras que el LED alcanza un brillo máximo muy superior, pero sus negros no son tan profundos. Cualquiera que cumpla con estos criterios (según su tecnología), puede ser certificado con Ultra HD Premium.


¿Cómo elegir la mejor TV 4K?

Por supuesto, las 2 primeras cosas que debes definir antes de animarte a comprar una TV 4K son: 1) ¿Qué quieres? Y 2 ¿Cuál es tu presupuesto? De ahí tienes que llegar a un punto medio entre ambas opciones que te ayude a elegir tu mejor opción. Si tu presupuesto es casi ilimitado, te ahorramos el trabajo de buscar y te decimos que la mejor TV en el mercado es la LG E6 que ocupa el primer lugar de nuestra lista. Esta TV tiene todo lo que podrías querer en un televisor y la mayoría de las opciones que explicamos a detalle a continuación.

Si quieres el mejor brillo

Si lo que más te importa es que tu TV dé el mejor brillo posible, porque la vas a ver en un cuarto muy iluminado o en exteriores, lo que estás buscando es un panel de LED. Estas pantallas superan los 1,000 nits y son muy brillantes. Pero esta ventaja tiene su defecto, pues sacrifica un poco la profundidad de negros que no alcanzan la misma intensidad que la de un televisor de OLED. De esta manera, cuando ves una imagen muy oscura en un televisor LED no estás viendo un negro real, sino un gris muy profundo. Por su parte, los televisores OLED no tienen un brillo tan intenso como su contraparte de LED pues cada pixel emite su propia luz. Así que si lo que estás buscando es brillo, LED es tu mejor opción.

Si quieres la mejor imagen

Obviamente, tanto LED como OLED son capaces de proyectar una impresionante calidad de imagen, pero en este momento la mejor imagen es reproducida por los televisores OLED como el LG E6 que ocupa el primer lugar de nuestra lista. Tal vez el OLED no tenga el mejor brillo, pero es la tecnología que mejor contraste tiene y la única capaz de producir negros reales y no una gama profunda de gris, como el LED. El televisor de LG también es capaz de reproducir formatos Dolby Vision y HDR10, así que no sólo tendrás la imagen más nítida, sino también colores más precisos y brillos separados de intensidad variable.

Si quieres la mejor experiencia en general

Realmente cualquier televisor que tenga la certificación Ultra HD Premium te dará una experiencia excepcional, pues estos televisores cumplen con unos estándares de calidad muy estrictos. Fíjate que el televisor que estás buscando cuente con esta certificación y si no lo hace, al menos verifica que tenga la certificación Dolby Vision, o en su defecto HDR10. Es muy importante que tomes en consideración el lugar en el que verás la TV. Si es oscuro, OLED es la mejor opción y te dará la mejor calidad de imagen, si está iluminado, vete por LED.

Si quieres el mejor equilibrio entre todo

La forma más fácil de encontrar el equilibrio es buscar la TV más barata que tenga la certificación Ultra HD Premium. Si todas son demasiado caras, entonces fíjate en que tengan la certificación Dolby Vision y si no, HDR10. Por lo general, los televisores capaces cumplir con estos estándares son excelentes en general.


LED / LCD Vs. OLED

Lo primero que debemos hacer es dejar claro que LED y LCD son la misma cosa, así que para fines prácticos de esta guía diremos que la competencia real está LED y OLED.

Es muy probable que ya conozcas el LED y que tengas un televisor con esta tecnología en tu casa. Esta tecnología consta de un panel de LCD, retroiluminado por lámparas de LED que pueden estar colocados directamente atrás de la pantalla o a los lados en modelos más baratos. Esta iluminación trasera es importante, pues el LCD no es capaz de producir luz (como la pantalla de un Game Boy de primera generación), así que necesita una fuente de luz externa para poder brillar y verse en condiciones de iluminación escasa. Esto hace que la pantalla alcance un brillo muy superior al OLED (hasta más de 1,000 nits), pero también crea uno de sus principales defectos, pues cuando el LCD reproduce un color negro, no puede ser totalmente negro sino más bien un gris profundo. Esto se debe a que aunque los LEDs se apaguen del todo, la luz trasera aún los ilumina y se llega a escapar un poco de luz, por lo que no logran crear un negro totalmente real. Otro efecto del LED es el ghosting que puede crear en los negros adyacentes a imágenes muy iluminadas, pues la luz “sangra” un poco y alcanza a iluminar mínimamente a sus vecinos obscuros.

Lo anterior es muy diferente a lo que pasa con el OLED, pues en esta tecnología cada uno de los pixeles en la pantalla emite su propia luz. De esta manera, cuando un panel OLED muestra un color negro, los pixeles se apagan por completo y podría decirse que el negro es completamente perfecto, pues no hay iluminación trasera que intervenga con su gama de color y tampoco hay sangrado de luz que afecte a los pixeles totalmente apagados. El gran defecto de los televisores OLED es que no son tan brillantes como los LED, pues no cuentan con grandes lámparas traseras para proporcionar luz y cada pixel debe valerse por sí mismo. Así que, en resumen, los televisores OLED tienen mayor precisión de contraste, pero una iluminación mucho menor y los LED tienen un excelente brillo, pero una pobre profundidad de negros.


LG E6: El televisor casi perfecto

El mejor

LG OLED55E6P

Simplemente el mejor televisor que el dinero puede comprar. El hecho de que sea OLED le da un contraste inigualable. Esta TV es capaz de reproducir contenido en Dolby Vision y HDR10, así que puedes estar seguro de que su calidad será sorprendente.

$74,999 MXN en Amazon

De entrada, la apariencia física de este televisor es impresionante. Es elegante y se ve de primera clase. Lo que más sorprende del diseño es lo delgada que es la parte de arriba, casi del ancho de un celular delgado. Esto hace que de lado se vea increíble y muy moderna. En la parte de abajo las cosas se ponen un poco más normales y la TV tiene un ancho de 6.6 cm. En esta parte están todas las entradas para conexiones y los orificios para montarla en la pared con el estándar VESA 400x200, lo que es excelente, pues no necesita equipo especial para ponerla en una pared como modelos previos de OLED.

Pero, sin duda, lo más importante en un televisor es su calidad de imagen y aquí es donde la E6 realmente sorprende y sobresale muy por encima de las demás. La imagen es realmente excepcional. El contraste en los televisores de OLED es perfecto, pues los pixeles se prenden y se apagan de manera individual. Esto significa que los negros son totalmente reales y muy profundos porque no emiten luz adicional, lo que le da una uniformidad perfecta y un local dimming insuperable.

A pesar de que esta TV es caaaasi perfecta, tiene unos defectos leves, como su brillo máximo que deja algo que desear. Esto potencialmente podría afectar la visibilidad en cuartos muy iluminados y es algo a considerar para aquellos que quieren el contenido más brillante posible en contenido HDR. Es importante aclarar que no es que el brillo sea deficiente, sino que, al ser OLED, simplemente es menor al que es capaz de producir un televisor LCD. Por ahora, es el precio a pagar por negros perfectos y una calidad de imagen superior.

Cuando la TV reproduce contendido fijo, en ocasiones queda un poco de burn-in (o retención de imagen) en la pantalla, pero se va de inmediato al reproducir imágenes en movimiento. Para evitar daño a la pantalla por la reproducción de imágenes estáticas, igual que otras TVs de OLED, este televisor cuenta con Automatic Brightes Limiter (límite automático de brillo) lo que hace que el brillo máximo varíe dependiendo del contenido en la pantalla y disminuye el brillo de elementos estáticos (como logos de canales, patrones de prueba, barras de energía en videojuegos, etc.) que se quedan más de 105 segundos en pantalla. La disminución de brillo es algo paulatino y la mayoría de las personas nunca lo notará. En nuestra investigación no vimos que el televisor tuviera problemas de burn-in permanente, pero es algo a considerar. Aunque el brillo total de la TV no es excepcional, produce más brillo máximo que cualquier otra TV de OLED en el mercado.

En cuanto a la uniformidad de grises la E6 tiene un muy buen desempeño e incluso rebasa a los televisores de LED. Pero a pesar de esto no es perfecta, pues se puede apreciar una gama de grises un poco más obscura en la parte superior a lo que se suma que las orillas son un poco más brillantes que el resto de la imagen. Esto es prácticamente imperceptible en el uso común y, la verdad, sólo se ve en las pruebas de medición, pero es importante decirlo.
El ángulo de visión es simplemente perfecto. Así la estés viendo casi a 90 grados, los colores nunca se distorsionan y la imagen siempre se ve bien. Esto la hace ideal para ver deportes o películas con muchas personas.

La calibración por default de la TV no es nada mal, pero tiene un leve tinte azul que puede corregirse fácilmente con los controles de calibración. Después de un poco de ajustes todo queda viéndose equilibrado profundo y espectacular.
En esta TV todo tipo de contenido se ve muy bien. Desde videos de baja resolución en 480p hasta 1080p. Incluso cuando son escalados a 4K. Pero con lo que la E6 realmente sorprende es con contenido 4K nativo en el que las imágenes son extremadamente definidas, claras, muy nítidas y llenas de color.

El televisor cuenta con un panel de 10 bits y el modo Wide Color Gamut, lo que significa que es capaz de reproducir una enorme gama de colores (cerca de 50% del espectro visible. O para los más nerds un DCI P3 xy de 94% por lo que supera el mínimo requerido para un televisor HDR. En cuanto al estándar REC 2020 xy la TV alcanza 67.5% al cambiar la configuración “Color Gamut” a Wide y habilitar HDMI Ultra HD Deep Color).

Algo importante mencionar es que este televisor cuenta con certificaciones HDR10 y Dolby Vision, lo que significa que en caso de que haya una guerra de formatos en el futuro, puedes estar seguro de que estarás cubierto sea cual sea la opción ganadora.

A pesar de que el panel frontal de la TV es glossy, maneja muy bien los reflejos, así que no verás tu cuarto reflejado en la imagen si es que es muy iluminado o le da directamente el rayo del Sol. Pero verás el reflejo de una lámpara si la estás apuntando directamente a la TV, lo cual es fácil de evitar.

Este televisor cuenta con 3D pasivo y es bastante bueno. El ghosting (esas líneas fantasmagóricas molestas que rompen la ilusión del 3D) está casi ausente, lo que es excelente y ayuda a la inmersión si eso del 3D casero es lo tuyo.
En cuanto al Motion Blur, esta TV tiene un excelente performance, pues el tiempo de respuesta es perfecto, lo que hace que no haya rastro innecesario de movimiento. La E6 es excelente para contenido con movimientos rápidos, como deportes o películas. Esta TV también está libre de Flicker, algo que tus ojos agradecerán después de sesiones largas.

Si eres gamer, esta sección será de tu interés, pues hablaremos del input lag. En este apartado, la TV no es la mejor, pero tampoco es la peor. Su tiempo de respuesta va desde 34.2 ms hasta 127 ms (en 1080p con interpolación) con un promedio de 34 ms en “modo juego”, lo que no es malo. El input lag es el tiempo que la TV tarda en reproducir una orden (como la presión de un botón en un control) y, en este caso, es un poco más de lo ideal para un jugador profesional. Pero siendo sinceros, si sólo juegas por diversión y no estás en una competencia, el input lag no será algo definitivo en tus juegos, pues la mayoría de la gente no puede percibir un lag menor a los 50 ms.

Y hablando de juegos, las resoluciones que este televisor es capaz de proyectar son:

  • 1080p a 60 Hz
  • 1080p a 60 Hz a 4:4:4
  • 4K a 60 Hz
  • 4K a 30 Hz a 4:4:4
  • 4K a 60 Hz a 4:4:4

Las conexiones de la TV incluyen:

  • HDMI x 4
  • USB x 3
  • Salida de audio óptico x 1
  • Analog audio out 3.5 mm x 0
  • Analog Audio Out RCA x 0
  • Component in x 1
  • Composite in x 1
  • Tuner para cable o antena x 1
  • Ethernet x 1
  • Display Port x 0
  • IR in x 0
  • SD/SDHC x 0

En cuanto a las especificaciones de las entradas de video:

  • HDR10
  • Dolby Vision
  • 5.1 Passthrough ARC Dolby Digital
  • 5.1 Passthrough ARC DTS
  • 5.1 Passthrough Optical Dolby Digital
  • 5.1 Passthrough Optical DTS
  • HDMI 2.0 Full Bandwith
  • ARC (sólo en el HDMI 2)
  • USB 3 (1)
  • HDCP 2.2
  • CEC

La calidad del sonido de las TV nunca ha sido la mejor y ésta no es la excepción. A pesar de que las bocinas no son malas y suenan bien, siempre es mejor acompañar un televisor de esta calidad y precio con un buen equipo de sonido o, al menos, una soundbar decente. Las bocinas de la TV tienen una muy buena respuesta de frecuencia (para un televisor). Los bajos se cortan en los 71.27 Hz, así que no esperes explosiones estremecedoras ni bajos profundos. El volumen alcanza 91.2 dB y llega a distorsionarse muy poco cuando está a todo, pero dentro de los límites aceptables.

Este televisor de LG viene equipado con el sistema operativo WebOS 3.0, una interfaz muy cómoda y útil que incluye software como YouTube, Netflix, Amazon Video, Google Play y muchas apps más (aparte de las que puedes descargar, como Spotify). La interfaz está bien diseñada, es intuitiva y fácil de controlar.

El control remoto incluido es la nueva versión del Magic Remote de LG. Es muy responsivo y cuenta con un sistema de sensores de movimiento (como los del Wii) que te permiten apuntar y seleccionar elementos en la pantalla. Algunos modelos vienen con 2 controles, uno largo con muchos botones y otro más moderno que sólo cuenta con los botones necesarios para controlar las funciones básicas.

El paquete incluye 2 lentes 3D, el o los controles remotos, 2 baterías AA, cubierta para la montura de la pared, un adaptador para conectar video por RCA y otro para conectar video Component. El televisor consume 96 W y tiene un consumo máximo de 146 W.

En resumen, el E6 de LG es un televisor espectacular. Las imágenes son nítidas, claras y con un color impresionante. Los negros son profundos y el brillo es excelente para un televisor OLED. El E6 es a prueba de futuro, pues cuenta con HDR10 y Dolby Vision, lo que asegura que podrás ver todo tipo de contenido HDR así haya una guerra de formatos unos años adelante. El diseño de esta TV es muy moderno y delgado, el control remoto es responsivo, tiene todas las entradas y salidas de audio y video necesarias y reproduce de forma excelente todo tipo de contenido. Si tienes el dinero y simplemente quieres la mejor TV, no busques más, el E6 de LG es el televisor casi perfecto.


Samsung KS9000: La mejor pantalla LED

También grandioso

Samsung KS9000

Ésta es la mejor TV de LED en el mercado hasta el momento. Alcanza unos excelentes niveles de negro, contraste y saturación de color.

$31,798.98 MXN en Amazon

Ésta es la mejor TV de LED en el mercado hasta el momento y, a pesar de que es edge-lit (iluminación por las orillas), alcanza unos excelentes niveles de negro, contraste y saturación de color. El televisor cuenta con certificación de la UHD Alliance y cumple con todos los estándares de “Ultra HD Premium” de al menos 1000 nits de brillo. Todo tipo de contenido se ve claro y muy definido, así sea escalado de 720 o 1080. Pero la KS9000 no es perfecta y, desafortunadamente, el ángulo de visión y el local dimming no son ideales y, aunque son cosas que no resaltan a primera vista, es importante mencionarlo porque son algunas de las pequeñas cosas que hacen que esta TV no sea perfecta.

Diseño

El diseño de esta TV es excepcional. Los materiales son de alta calidad y desde su base de cromo hasta su bisel de metal se ven elegantes y estilizados. Incluso la parte trasera está texturizada y se ve lisa y suave. Definitivamente, un deleite visual. Las orillas miden 1 cm y, vista de lado, la TV tiene un ancho máximo de 2.6 cm aunque la parte de arriba es más delgada. La parte trasera tiene una tapa que cubre todas las conexiones y no estorba al querer montarla en la pared. Su montura es tipo Vesa 400x400.

A diferencia de un televisor convencional, el KS9000 no tiene todas las entradas en la parte posterior, sino una entrada (llamada One Conect) para conectar un pequeño equipo separado en el que se encuentran 4 HDMI 2.0 (una soporta ARC y todas las demás HDCP 2.2), 2 puertos USB y una entrada de antena. Aparte de este conector externo también podrás conectar directamente a la TV un cable de Ethernet o un USB. Esta pequeña caja mide 20×7×2 y es una buena idea para mantener todo limpio detrás del televisor, sobre todo si planeas montarla en la pared.

Calidad de imagen

Esta TV reproduce una excelente calidad de imagen y está certificada como Ultra HD Premium. Los colores son radiantes, los detalles definidos y los acentos son muy brillantes. El KS9000 es capaz de reproducir todo tipo de contenido de manera sorprendente. Desde televisión convencional hasta DVD o contenido en 720 o 1080 escalado a 4K, se ve increíble y claro. Pero este televisor realmente brilla con contenido 4K nativo e incluso en escenas muy obscuras la definición es excelente y los acentos, brillantes. El contraste y la uniformidad de negros en el panel son realmente buenos, pero el local dimming deja un poquito que desear y sólo en un área en específico el brillo es un poco superior que el resto de la pantalla. Esto es perceptible en la parte inferior del panel, donde se encuentra el LED de iluminación. ¿Qué tan perceptible es? Depende muchísimo del medio ambiente en el que estás, del contenido que estás viendo y de la intensidad del brillo que elegiste para la TV. Si llegas a ver este mínimo aumento en el brillo, sería en la línea inferior de líneas negras horizontales de las películas, pero la verdad es muy poco probable que lo veas. Aunque es un detalle casi imperceptible, le resta un poco de puntos a la TV, sobre todo si la comparamos con una OLED que tiene un local dimming simplemente perfecto.

Otro pequeño defecto de la KS9000 es su ángulo de visión, pues por ahí de los 20° los colores comienzan a distorsionarse. Por supuesto, es muy poco probable que veas la TV en un ángulo tan forzado, pero si estás con amigos viendo un partido o algo, asegúrate de no sentarte al lado de la TV (aunque siendo sinceros, en serio tendrías que estar casi totalmente de lado para que empezara a verse mal).

El brillo máximo de la TV es excelente y alcanza un muy buen nivel. Los acentos pueden ser extremadamente brillosos y son sorprendentes, aunque en ocasiones pueden crear un poco de halo alrededor de imágenes negras y causar algo de sangrado de luz. A pesar de esto, el brillo general de la TV, así como el de los acentos, es de gran calidad y aunque son mejores que los de cualquier televisor de LED, no llegan a la profundidad de negros adyacentes y al perfecto local dimming del que es capaz un televisor OLED.

El televisor soporta HDR10 , con más de 1000 nits de brillo máximo, lo que es increíble si tomamos en cuenta que el televisor es edge-lit (iluminado por las orillas).

Es importante decir que la KS9000 no tiene opción 3D, pues Samsung cree que ya no es una característica que el público busque mucho. Así que si estás buscando una TV tridimensional, puedes ir desechando esta de tu lista.

La TV tiene una buena configuración predeterminada y no hay que hacerle ajustes para obtener una imagen aceptable, aunque tiene un leve tinte rojo que hace que los blancos se vean con un leve tono magenta. Pero si te tomas el tiempo de jugar con los settings podrás lograr una imagen y una precisión de color equilibrada y muy superior, tanto para tus gustos como para tus alrededores.

Desafortunadamente, Samsung aún no entiende que más color, más saturación y brillo exagerado no es mejor y aún incluye modos de visión predeterminados que destruyen la imagen y hacen que las cosas se vean poco naturales. Así que mantente alejado de estas tecnologías (como “modo deportes”, o “modo película”) y calibra la TV como te guste o déjala como salió de la caja. Es mejor. Mucho, mucho mejor.

Movimiento

El televisor maneja muy bien las imágenes en movimiento con un tiempo de respuesta de 16.1 ms. No hay mucho motion blur en escenas de acción y la imagen es nítida. Si prendes el Auto Motion Plus puedes percibir un poco de blur alrededor de los objetos en movimiento, pero estos se perciben mucho más suaves y fluidos. Hay quien odia este tipo de efectos, pues le quita ese feeling de cine a las cosas, pero hay a quienes les encanta ver que todo se mueva con suavidad. Esto es cuestión de gustos y puede prenderse o apagarse según tu preferencia. El motion interpolation soporta 30 fps y 60 fps.

Input Lag

En 1080p y en 4K a 60 Hz el input lag es casi imperceptible, pues ronda los 20 ms. Incluso en 4K con HDR el lag llega apenas a 37 ms. Desafortunadamente, si te gusta jugar con motion interpolation (Auto Motion Plus) el lag se eleva muchísimo, hasta 110.6 ms, lo que hace que jugar con esa opción se vuelva muy difícil e incómodo. Pero si apagas esta opción, no sentirás retraso entre la presión de un botón y la respuesta en la pantalla. Si eres gamer, esta TV es una excelente opción para ti.

Las resoluciones que este televisor es capaz de proyectar son:

  • 1080p a 60 Hz a 4:4:4
  • 4K a 30 Hz a 4:4:4
  • 4K a 60 Hz
  • 4K a 60 Hz a 4:4:4

Sonido

El sonido no es malo, sobre todo si consideramos que las bocinas están dentro de un chasis de 2 cm, pero no está a la par con la calidad de imagen del televisor. La frecuencia de respuesta es buena para una TV, pero a altos volúmenes se nota un poco de compresión y hay un poco de distorsión en todos los niveles. Si hiciste la inversión de comprar un televisor de esta calidad, te recomendamos que, al menos, la acompañes con un soundbar decente para que el audio y lo visual estén bien coordinados en cuanto a calidad.

Control y Smart TV

El control del televisor es el nuevo Smart Controller de Samsung que es muy compacto y simple de usar y que también puede utilizarse por medio de voz. El control tiene todos los botones que utilizas con frecuencia y delega el resto de las opciones a un menú en el televisor. Esto permite que el control sea útil y sencillo para quienes no quieren confundirse con 300 botones, pero también permite que quienes necesitan ajustar muchas opciones puedan hacerlo desde la TV.

El control también puede usarse como un control universal, pues la KS9000 puede detectar que hay un aparato compatible conectado vía HDMI y añade los códigos necesarios para que puedas controlar ese otro aparato con el control remoto de la TV. Ésta es una opción muy útil para controlar varios equipos desde un solo dispositivo sin tener que pasar horas configurando claves y códigos confusos. Por supuesto también hay una app que te permite controlar tu TV desde el teléfono y hasta ver contenido de tu celular en la TV.

Por supuesto, esta TV es Smart y el menú de acceso es simple e intuitivo. Los menús, canales, apps, juegos y demás opciones están organizadas en una barra en la parte inferior de la pantalla, lo que hace que sea más fácil encontrar tu contenido favorito. La TV cuenta con todas las aplicaciones que esperas precargadas, como Netflix, YouTube, Spotify y muchas más. No hay mucho que decir en este apartado más que la interfaz funciona muy bien, es intuitiva, responsiva y tiene todo lo que el usuario común necesita al alcance de su mano.


Samsung KU6000: Buena calidad a mediano precio

También grandioso

Samsung KU6000

Este televisor es más amigable con el bolsillo. Tiene buena calidad de imagen (excelente contraste) y soporta HDR. Además, su bajo input lag es ideal para videojuegos.

$13,998.98 MXN en Amazon

Este televisor es más amigable con el bolsillo, pero eso tiene implicaciones. La calidad de imagen no es tan sorprendente como los primeros lugares de la lista (aunque tampoco es mala) y, a pesar de soportar HDR, no tiene las capacidades necesarias para proyectar una imagen tan colorida como el resto de los competidores. También sufre de reflejos y algo de juddering, que básicamente son pequeños saltos en la transición de imágenes en movimiento. Por supuesto, no todo es malo en esta TV y por el precio tiene una buena calidad de imagen, un excelente contraste y profundidad de negros y un input lag ideal para jugar videojuegos. Si tu presupuesto no es muy alto, pero quieres experimentar contenido 4K ya, ésta podría ser tu mejor opción.

Diseño

En cuanto a diseño, la TV es de lo más convencional y sencillo, lo cual no es necesariamente malo, pero tampoco resalta frente a las demás. La base es muy estable, pero también es grande y ocupa un gran espacio. Por ejemplo, la base de la pantalla de 55” es de 83 cm × 30 cm. En la parte trasera están las entradas de video y los orificios para la montura de pared Vesa 400x400.

Las orillas de la TV son de plástico glossy y se manchan fácilmente. El grosor general del televisor es de 6.2 cm, no tan delgado como los primeros lugares de la lista, pero muy aceptable.

Calidad de imagen

En general, la calidad de la imagen es buena. Los Blu-ray se ven detallados y bien definidos y el contenido estándar como la TV por cable y los DVD se ven bastante bien. En cuanto a contraste, la pantalla hace un gran trabajo y tiene una muy buena uniformidad de negros, pero el ángulo de visión deja mucho que desear y por ahí de los 20° los colores empiezan a distorsionarse y los negros pierden profundidad. Realmente lo que se espera de un panel LCD VA.

La TV no tiene una muy buena calibración de fábrica, los blancos, el brillo y la gama están muy exagerados. Pero la enorme mayoría de los defectos pueden arreglarse en el menú de opciones, con lo que el televisor alcanza una calidad muy aceptable y mucho mejor que la preestablecida.

En cuanto a la profundidad de color, la pantalla es capaz de reproducir 76% de DCI P3, pues tiene un panel de 8 bits, por lo que no cuenta con el certificado Ultra HD Premium. Esto no significa que el color sea malo, simplemente que no llega al nivel de los primeros lugares de nuestra lista, lo cual es obvio si consideramos el precio. Esta deficiencia no es muy evidente, excepto en algunas escenas en las que puede verse un poco de banding o líneas descoloridas a lo largo de la pantalla causadas por un manejo poco óptimo de la iluminación trasera.

En cuanto a la reproducción de contenido estándar, como TV por cable, DVD y formatos similares, la KU6300 lo hace muy bien y la calidad es aceptable. Incluso los formatos HD, como 720 y 1080 escalados a 4K se ven nítidos y limpios. Por supuesto, el contenido nativo en 4K UHD es el que mejor se ve, pues es cristalino y muy bien definido.

Advertencia. Si vas a ver este televisor en un lugar muy iluminado prepárate para ver reflejos en la pantalla, lo que es inusual e inesperado, pues aún los modelos más baratos de Samsung este año manejan mejor los reflejos que esta TV.

Movimiento

Tal vez éste sea el principal defecto de este televisor, pues en algunas escenas se puede ver algo conocido como juddering o pequeños saltos en la imagen. Para la mayoría de las personas esto podría pasar inadvertido, pero para los que somos muy fijados en la suavidad del movimiento, puede ser muy molesto. El motion blur es bueno y casi no quita definición a objetos en movimiento. El brillo es controlado por PWM flickering, lo que significa que la pantalla no reduce su brillo, sino que prende y apaga rápidamente los LEDs de iluminación trasera y eso causa dolor de cabeza y fatiga ocular en algunas personas. Pero esto sólo ocurre cuando el brillo está delimitado abajo del nivel 10 de 20.

La opción Action Motion Plus permite que el contenido de 30 cuadros por segundo se vea suave, no así el de 60 fps, pues a pesar de que la TV se anuncia con “Rango de movimiento de 120 Hz”, en realidad es de 60 Hz.

Si eres gamer y lo que estás buscando es una TV 4K con un excelente input lag y lo demás no te importa, ésta es una opción muy interesante para ti, pues tiene un lag de 19.8 ms en 1080p a 60 Hz y de 20.4 ms en 4K a 60 Hz.

Las resoluciones que esta TV soporta son:

  • 1080p a 60 Hz a 4:4:4
  • 4K a 30 Hz a 4:4:4
  • 4K a 60 Hz
  • 4K a 60 Hz 4:4:4
  • Desafortunadamente, la TV no soporta 1080p a 120 Hz.

En cuanto a las conexiones estas son:

  • HDMI : 3
  • USB : 2
  • Salida de audio óptico
  • Entrada Component: (adaptador incluido)
  • Entrada de Composite In (adaptador incluido)
  • Entrada de cable
  • Ethernet
  • No tiene salida de audio análogo de 3.5 mm, ni DisplayPort, ni SD/SDHC
  • La TV soporta HDR10, paso de audio digital 5.1 ARC Dolby Digital, ARC DTS, Dolby Digital Óptico, DTS Digital Óptico, HDMI 2.0, ARC (HDMI 3) HDCP 2.2
  • No tiene entrada USB 3

Calidad de audio

El sonido no es malo para una TV, pero es exactamente lo que esperas, lleno de compresión, sin profundidad y con distorsión armónica a volúmenes altos. Siempre es recomendable comprar un equipo de sonido dedicado o un soundbar decente para acompañar al televisor.

Igual que nuestro segundo lugar, el televisor incluye la plataforma Tizen 2016 (aunque con un poco menos de opciones precargadas, pero eso no es problema, pues las puedes descargar sin problemas). El menú de acceso es simple e intuitivo. Los menús, canales, apps, juegos y demás opciones están organizadas en una barra en la parte inferior de la pantalla, lo que hace que sea más fácil encontrar tu contenido favorito. La TV cuenta con todas las aplicaciones que esperas, como Netflix, YouTube, Spotify y muchas más. La interfaz funciona muy bien, es intuitiva, responsiva y tiene todo lo que el usuario común necesita al alcance de su mano. También es importante decir que la TV funciona como un destino de Chromecast, lo que significa que puedes transmitir contenido de YouTube y otras fuentes desde tu celular o tablet al televisor.

El control remoto es muy similar al de la serie KS con unas diferencias importantes. La parte de atrás tiene un plástico glossy que se ensucia fácilmente. Los botones de canal y volumen sobresalen del control y para accionarlos hay que presionarlos hacia arriba o hacia abajo, lo que puede resultar un poco extraño al principio, pero te acostumbras fácil. El control no tiene botones con números. Podrás acceder a esta opción mediante un menú en la pantalla, lo que resulta un poco incómodo, pero a mi parecer, es más práctico, pues quita botones innecesarios al mando.

En resumen, KS6300 es un televisor que no tiene todas las funciones y características más avanzadas del mercado, pero lo justifica con su precio que es bastante asequible. La TV tiene defectos importantes, pero es una opción ideal para alguien que no se clava demasiado en los detalles y que únicamente quiere una buena calidad de imagen para disfrutar contenido 4K.

Cabe mencionar que en los comentarios de Amazon la gente se ha quejado del juddering o flickering en escenas con movimiento suave y de que el servicio al cliente se Samsung para arreglar problemas o hacer cambios y devoluciones no es muy eficiente. Las reseñas muy negativas son solo 11% del total y las de 5 estrellas son 67%.


LG UF6400: El más económico

LG UF6400

Este televisor es para todo aquel que busca la experiencia “4K” más básica al menor precio posible.

$9,947.37 MXN en Amazon

Este televisor es para todo aquel que busca la experiencia “4K” más básica al menor precio posible. Por supuesto, no tiene todas las opciones ni la calidad de los otros televisores, pero tampoco tiene precio exorbitante y es mucho más accesible al público en general. Pongo 4K entre comillas porque la UF6400 usa la estructura de pixeles RGBW que es menos precisa que la de sus contrapartes, pues usa un subpixel blanco en cada pixel. Esto deslava la imagen y le quita brillo, tanto así, que muchas personas no consideran a las TV que usan esta tecnología como 4K, sino como 3K (y hacen bien).

Diseño

El diseño es lo más estándar y normal del mercado. No te hará voltear, pero tampoco es feo. La base ocupa mucho espacio y necesitarás una mesa casi del mismo tamaño de la TV, aunque es muy fácil colocarla en un lugar angosto. Los biseles miden casi 2 cm y son negro mate. La TV tiene un ancho de 6.4 cm y es muy ligera, así que puedes colocarla donde quieras sin mucha ayuda.

Calidad de imagen

La TV tiene un pobre contraste de negros debido a su falta de Local Dimming, así que la imagen se ve con un deslavado generalizado y unos negros que más bien son grises, lo que se acentúa especialmente si la estás viendo en un cuarto totalmente oscuro. Si estás en un lugar muy iluminado este defecto es menos visible, pero aun así es perceptible. En cuanto a la uniformidad de negros (o mejor dicho grises profundos) la TV no lo hace mal para ser IPS, pero tampoco es de lo mejor que hemos visto.

En las orillas del panel se puede ver un poco de falta de luz y los colores se oscurecen un poco, esto no es muy aparente hasta que estás viendo una escena en donde el blanco o el gris es muy predominante.

Como siempre en un monitor IPS, los colores no pierden mucha saturación al cambiar el ángulo de visión. Un punto fuerte si compraste la TV para ver deportes con amigos, o en un cuarto familiar.

Al igual que con todos los televisores recién salidos de la caja, la configuración de fábrica es espantosa, así que tendrás que calibrarla manualmente para obtener la mejor imagen posible. Esto no es difícil y una vez que lo logras, la imagen y colores de la TV mejoran considerablemente.

En cuanto a la resolución de la pantalla como tal, todo el contenido se ve bien, desde la televisión abierta hasta 1080p escalan perfecto a 4K. Esto es especialmente cierto en la versión de 43”, pues en las más grandes de la misma línea la claridad de la imagen se pierde un poco (en realidad muy poco).

Es muy importante decir que siendo totalmente estrictos esta TV no es 4K como tal, sino 3K, pues en cada pixel tiene un subpixel reemplazando uno de los colores del pixel. Lo que hace que 1/3 de la pantalla esté compuesta de pixeles blancos repartidos a lo largo del panel. Esto tal vez no sea muy notorio para el usuario común, pero al usar la TV como monitor de PCU, el texto podría verse borroso. Una de las desventajas de comprar una TV “4K” en menos de $8,000 pesos.

La gama de colores es mediocre y sólo alcanza 74% DCI P3 lo que es muy bajo para un televisor UHD, pero nada mal para un panel RGBW.

El vidrio de la pantalla es semi-glossy, lo que hace que haya reflejos de arcoíris si se le dirige una fuente de luz directo a la pantalla. También llega a mostrar un tinte amarillo cuando el cuarto está en extremo iluminado, como directamente bajo el Sol.

Buena proyección de color, Buen 4K nativo, Web OS2.0, la de 43” se ve bien el upscale, en más grandes ya no, pero no como para tirarla a la basura. El contenido SD upsacleado se ve chido.

A diferencia de la KU 6300/6000, este televisor no es capaz de reproducir contenido HDR y por este sólo hecho es que recomendamos mucho más la TV de Samsung que está en nuestro segundo lugar.

Movimiento

Este es uno de los puntos menos débiles de esta TV, pues el Motion Blur es aceptable. Lo que está acompañado de una reproducción libre de Juddering, o saltos repentinos en imágenes en movimiento, lo que es muy bueno para ver Blu-Rays o deportes. Peeeero desafortunadamente esto sólo está presente en definición estándar 24p, en cuanto se reproduce contenido 60p o 60i el juddering se hace presente en intervalos irregulares. Debido a que este es un panel de 60Hz sólo puede interpolar señales menores a los 60Hz.

Input-Lag

Tal vez podrías perdonar todo si eres un gamer que quiere la experiencia 4K más barata para estrenar su Project Scorpio o su PlayStation 4 Pro, pero desafortunadamente el input lag de esta TV no es para nada bueno y va desde los 56 ms hasta los 129 ms. Esto podría no ser aparente para un gamer casual, pero para un hardcore es un defecto determinante. Lo mismo pasa cuando quieres usar la TV como monitor de PC, sentirás un poco de Lag al mover el mouse.

Entradas y salidas

Las entradas y salidas también dejan mucho que desear, sólo tienes 2 HDMI (ARC en HDMI 2), un puerto USB, salida de audio óptico con paso de 5.1 Dolby Digital y DTS Tanto ARC como Óptico, component y composite (compartida), entrada de cable y una entrada de Ethernet. No tiene salida de audio análogo de 3.5 mm.

Sonido

El sonido es como el de cualquier otro televisor, pero con una frecuencia de respuesta inferior a la del promedio. La TV alcanza un buen volumen y sus niveles de distorsión son decentes pero, como siempre, recomendamos acompañar cualquier TV al menos con un Soundbar apropiado.

Funcionalidad

Sin duda el punto más fuerte de este televisor. La UF6400 viene con Web OS 2.0 integrado. Una interfaz gráfica intuitiva, funcional, muy bien pulida y con todas las apps que podrías necesitar y más. Desafortunadamente esta TV no cuenta con el control remoto Smart y tendrás que navegar con un control muy básico lleno de botones. No es una gran molestia, pero hubiera sido genial contar con el mando Smart, pero bueno, repito… menos de $8000 pesos.

En resumen

La UF6400 es lo que podría llamarse un televisor de oficina o consultorio, lo suficiente para dar una excelente calidad de imagen, pero no tanto como para ser la pieza principal de un centro de entretenimiento excepcional. La TV cumple con lo que debe, pero nada más. Es muy básica y no tiene campanas y silbatos por todos lados como los demás miembros de nuestra lista, pero es un televisor barato que cumple con su cometido. Hay que tener muy en cuenta que su panel es RGBW, lo que significa que un subpixel de cada pixel es blanco y en la práctica esto significa que sólo 2/3 de los pixeles de la pantalla están “completos”, lo que hace que esta TV tenga un brillo reducido, una menor precisión de color y que califique más como un televisor 3K, que 4K.


En conclusión

Si quieres la mejor TV que el dinero puede comprar, La LG E6 es la opción pues está muy cerca de ser perfecta. Pero si lo que buscas es la mejor experiencia 4K por el menor precio, o eres gamer y quieres el menor tiempo de respuesta, sin duda esta es la Samusng KU6300/KU6000 pues ofrece todo lo que quieres en una TV, una buena gama de colores, la más alta resolución y hasta HDR. Ahora que si lo que buscas es una TV de LED, la KS9000 es la mejor, y a pesar de ser edge lit ofrece un excelente contraste y separación de blancos y negros a lo que se suma que está certificada como UHD Premium por la UHD Alliance. Pero si lo que quieres simplemente es la TV 4K más barata la UF6400 es la opción aunque debes saber que el televisor es técnicamente 3K y que no cuenta con HDR, en realidad esta TV sólo es por si te urge una TV 4K y no encontraste la KU6300/6000 en oferta.

El mejor

LG OLED55E6P

Simplemente el mejor televisor que el dinero puede comprar. El hecho de que sea Oled le da un contraste simplemente inigualable. Esta TV es capaz de reproducir contenido en Dolby visión y HDR10 así que puedes estar seguro que su calidad es simplemente sorprendente.

$74,999 MXN en Amazon

El Editor

Rodrigo Muñozaltea

Mexico City, Mexico

deja tu comentario

¿Quiénes somos?

Qore.com es una guía con los mejores gadgets y productos tecnológicos para que puedas saber rápidamente qué es lo que más te conviene comprar. Aquí hay una explicación de lo que hacemos y cómo puedes apoyar nuestro trabajo.

Podría Gustarte

  • El mejor monitor de 24 pulgadas

    Después de un riguroso análisis con más de 30 modelos de diferentes rangos de precio, puedo decirte que el Dell UltraSharp U2415 es el mejor monitor de 24 pulgadas para la mayoría de las personas, pues tiene un panel que ofrece colores precisos —gracias a que viene calibrado de fábrica—, sus bordes son ultra delgados y viene con una amplia selección de puertos. Por si fuera poco, el precio del U2415 es miles de pesos menor al de otros monitores con una calidad de imagen equiparable.

Lo nuevo

Nuestra misión

El objetivo de Qore y su equipo de expertos es encontrar cuáles son los productos de tecnología que ofrecen el mayor valor de precio, calidad y satisfacción. Nuestro compromiso no es con las marcas (no recibimos ni un centavo de ellas por recomendar los productos) sino con los compradores quienes, así como tú, quieren una guía objetiva y confiable acerca de lo que más conviene a cambio de su dinero.

Para mantener el servicio que ofrecemos y remunerar a nuestros analistas por los cientos de horas que invierten en la elaboración de cada guía, recibimos una comisión por los productos que compras en Amazon a través de nuestros links. Si quieres saber más acerca de nuestra metodología de trabajo y la ética profesional que nos define, por favor lee esto

Subir